El PP de Palma presenta una enmienda a la totalidad de la ordenanza de terrazas

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Margalida Durán, ha expresado que la nueva ordenanza de ocupación de vía pública elaborada por el equipo de gobierno “crea más problemas a la ciudad de los que resuelve”, por lo que ha pedido al alcalde de Palma, Antoni Noguera, que “no la apruebe en Abril”.

Así lo ha expresado este martes Durán, quien ha solicitado al alcalde que “se siente a hablar con todas las partes implicadas, incluyendo a la oposición, para que el texto final surja del consenso y garantice la vigencia de la norma a largo plazo”. El PP ha presentado una enmienda a la totalidad y seis parciales.

La portavoz ha recordado que la ordenanza de ocupación de vía pública aprobada la pasada legislatura “permitió tener una Palma viva, generar actividad y crear puestos de trabajo” y ha hecho hincapié en que “si surgieron problemas fue precisamente por la falta de interés del actual equipo de gobierno en hacer cumplir la normativa vigente”.

Por el contrario, Durán ha explicado que el texto propuesto “genera problemas importantes como la desregulación de la venta ambulante”, lo que para la popular provocará que “la policía se quede sin herramientas para multar o poner sanciones”.

En este sentido, se trata de “algo especialmente grave, ya que es actividad que supone una competencia desleal para el pequeño y mediano comercio y que ofrece productos no sometidos a ningún tipo de control”, ha añadido.

Asimismo, Durán ha censurado que Noguera “vendiera un supuesto acuerdo que no ha sido más que un auténtico paripé”, ya que el texto no cuenta con la aprobación de comerciantes, restauradores y vecinos. Además, ha señalado que “si esta norma sale adelante y se aplica de forma estricta desaparecerán muchas terrazas y, por consiguiente, se destruirán empleos”.

Por otra parte, el regidor Javier Bonet ha presentado las seis enmiendas parciales que defenderá el PP y ha afirmado que se han reunido y lo seguirán haciendo con representantes de vecinos y restauradores para que las alegaciones “vayan en sintonía con las necesidades reales de los agentes implicados”.

Entre las alegaciones, el PP ha pedido que se “mantenga regulada la venta ambulante ilegal”, que se “aumente el plazo de moratoria para la retirada de toldos” o que se permita “el mantenimiento del mobiliario en la terraza cuando este no quepa en el espacio del local, siempre y cuando no suponga un problema para los viandantes”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.