La Guardia Civil identifica a los autores de vertidos de obra al mar en Menorca

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha identificado hoy en Menorca a los autores de varios vertidos al mar de escombros de demolición de obra, realizados desde los pantalanes de la urbanización de Cala Molí, en el municipio de Es Mercadal.

Las infracciones han tenido lugar esta misma semana, según ha informado hoy la Guardia Civil en Menorca.

Tras localizar los vertidos acumulados en el mar, sumergidos a una altura aproximada de 1,5 metros de profundidad, los agentes del Seprona iniciaron una investigación para identificar a los infractores, centrando su búsqueda en las inmediaciones de Cala Molí.

Tras cotejar los materiales arrojados al mar con los residuos de una obra en Na Macaret, una urbanización anexa al lugar de los vertidos, los agentes del Seprona pudieron determinar “sin ningún género de dudas”, que los escombros se originaron allí.

Los operarios de la constructora utilizaban carretillas para arrojar al mar los escombros de la obra, que deslizaban por los pantalanes de Cala Molí.

El nombre de la empresa menorquina encargada de la obra y la identificación de sus empleados, han sido puestos a disposición de la autoridad competente. Será la Demarcación de Costas de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la que evalúe los daños causados por el vertido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.