13 palestinos muertos en enfrentamientos en una manifestación en Gaza

Al menos trece palestinos han muerto y más de un millar han resultado heridos este viernes a causa de la respuesta de las fuerzas de seguridad de Israel a una manifestación en la frontera de la Franja de Gaza, la mayor de los últimos años.

El Ministerio de Sanidad gazací, enclave controlado por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ha elevado a 1.200 los heridos, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

Por su parte, los hospitales de la zona norte de la Franja de Gaza han emitido un llamamiento a la población para que acuda a donar sangre para poder atender a los heridos que están llegando a los centros médicos.

Las fuerzas israelíes han confirmado los enfrentamientos y han denunciado que algunos manifestantes han lanzado neumáticos incendiados y piedras a través de la valla fronteriza, por lo que los soldados han tenido que usar “medios de dispersión”, incluido fuego real.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ha afirmado durante la jornada que los palestinos que se acerquen a la valla de separación “ponen en peligro su vida”, antes de acusar a Hamás de “arriesgar la vida” de los gazacíes.

“Os aconsejo que continuéis con vuestra vida y no participéis en la provocación”, ha agregado Lieberman, en un mensaje publicado en árabe en su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, el líder del brazo político de Hamás, Ismail Haniye, ha resaltado que “la marcha demuestra que no hay alternativa para Palestina y para el derecho al retorno”, tal y como ha recogido el diario israelí ‘Yedioth Ahronoth’.

“No nos rendiremos y no regatearemos con la entidad sionista -en referencia a Israel- ni un pequeño trozo del territorio de Palestina”, ha manifestado, antes de rechazar cualquier propuesta de acuerdo que pueda presentar el Gobierno de Estados Unidos.

LA MANIFESTACIÓN

Miles de palestinos se han manifestado este viernes en cinco puntos de la frontera gazací donde han instalado decenas de tiendas de campaña porque pretenden quedarse allí seis semanas para reivindicar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a lo que hoy es Israel.

Los manifestantes han elegido el 30 de marzo como arranque porque es el ‘Día de la Tierra’, en el que se recuerda a los seis ciudadanos árabes de Israel que fueron abatidos durante una serie de manifestaciones contra la confiscación de terreno en 1976, y el 15 de mayo como cierre por ser el día del Nakba (Catástrofe), que conmemora el desplazamiento de cientos de miles de palestinos por la creación del Estado de Israel en 1948.

El Gobierno de Benjamin Netanyahu ya había previsto disturbios y por ello esta misma semana ordenó el despliegue de más de cien francotiradores del Ejército en torno a la Franja de Gaza.

Por su parte, el enviado especial de la ONU, Nickolai Mladenov, había instado a ambas partes a evitar un aumento de la violencia. “Especialmente los niños no deberían estar en riesgo en ningún momento”, dijo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.