El Mallorca va a menos tras su cuarta derrota y seis jornadas sin ganar

pol-roige-rcd mallorca

El Mallorca empezó la competición en Segunda B como el equipo más fiable y sólido del Grupo III, pero 32 partidos después su rendimiento ha descendido de manera alarmante tras sufrir ante el Valencia Mestalla la cuarta derrota del año y, con ello, completar la sexta jornada consecutiva sin celebrar una victoria.

Los mallorquinistas, pese a mantener el liderato con una renta de seis puntos sobre el segundo en la clasificación, el Villarreal B, llegan al tramo final de la Liga sumidos en un mar de dudas.

Su última victoria se remonta al pasado 18 de febrero, cuando derrotaron 1-0 al Alcoyano en Son Moix.

Desde entonces, han encadenado tres derrotas ante el Cornellá (3-1), Ebro (0-1) y Valencia Mestalla (2-1); y tres empates frente al Villarreal B (1-1), Hércules (1-1) y Formentera (1-1).

Tanto el técnico, Vicente Moreno, como sus jugadores niegan de manera tajante que el equipo haya experimentado un bajón e insisten en que es pronto para sacar conclusiones y que todo será diferente, al final, en el desarrollo de la liguilla de ascenso.

Es posible que las bajas por sanción del delantero Álex López durante cuatro partidos, y la del central Antonio Raíllo, en tres, hayan influido en el rendimiento del equipo, al igual que las lesiones de larga duración del marfileño Lago Junior y de Ferrán Giner.

Pero, tres de ellos -López, Raillo y Lago Junior- ya han regresado a los terrenos de juego y, sin embargo, la mejoría del nivel de juego brilla por su ausencia.

En la primera vuelta, la superioridad del Mallorca sobre el resto de sus rivales eran tan manifiesta, que muchos opinan que la categoría le quedaba pequeña y que su regreso a Segunda era cuestión de tiempo.

Hoy, ya se duda de si a falta de seis jornadas para que finalice la competición el equipo de Moreno sea capaz de mantener el liderato, teniendo en cuenta de que en cinco de esos partidos se enfrentará a rivales complicados, como el Lleida, Elche, Olot, Sabadell y Badalona.

En el último encuentro del campeonato visitará el campo de un equipo ya descendido, el Deportivo Aragón.

El Mallorca milita en Segunda B por primera vez en los últimos 36 años, tras quince temporadas brillantes en Primera División, en las que conquistó una Copa del Rey, fue subcampeón de la Recopa de Europa y disputó la Liga de Campeones.

Descendió a Segunda en la temporada 2012-2013 y se mantuvo en la categoría de plata hasta el año pasado, cuando su descenso al pozo de la Segunda B se consumó en el campo de Anduva ante el Mirandés.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.