Los Ajuntaments de Balears firman un manifiesto por una Ley de Régimen Local

La ejecutiva de la FELIB ha firmado un manifiesto donde se pide una nueva Ley de Régimen Local. Una Ley que debería reforzar la autonomía local en materia de prestaciones de servicios. Y, hacerlo con una financiación justa y más participación ciudadana.

Además los ayuntamientos exigen que el nuevo sistema de financiación autonómica no se reforme de forma individual. Apuesta por una reforma conjunta con el sistema de financiación local y que se doten de estabilidad, rigor y recursos las competencias transferidas a los municipios.

Y finalmente instan al Gobierno del Estado a derogar varias leyes. En concreto, dos. Por un lado, la Ley Orgánica 2/2012 del 27 de abril de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera y, por otro, la Ley 27/2017 del 27 de diciembre de racionalización y sostenibilidad de la Administración local.

La FELIB, en nombre de todos los ajutaments quieren recordar que son las administraciones más cercanas a los ciudadanos; las más democráticas; y las que conocemos mejor las necesidades de la gente. “La deuda municipal, incluso en los peores años de crisis económica, ha sido el más contenido de entre todas las administraciones teniendo en cuenta que se han asumido competencias que no son municipales”, ha explicado el presidente Joan Carles Verd, durante la ejecutiva.

Verd ha hablado de la ley orgánica 2/2012 de racionalización y sostenibilidad financiera de la administración local. De dicha norma, ha dicho, “ha supuesto en la práctica el secuestro de los ahorros de los ciudadanos”. Y, no solo eso, ha añadido, “ha limitado las competencias locales y ha intervenido la autonomía de los ayuntamientos”.

De ahí que los representantes municipales consideran que el Decreto Ley aprobado por el Consejo de Ministros para reinvertir los superávit de 2017 sin necesidad de aprobar los presupuestos generales “no cumple las expectativas de las Entidades Locales de Baleares”.

PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

Por otra parte, durante la ejecutiva se criticó los presupuestos generales del estado presentados para 2018. Pues, incrementan en más de 4000 millones de euros la financiación de las comunidades autonómicas; mientras que el de las entidades locales sólo en 224 milones.

Además, desde la FELIB, al igual que desde la FEMP, acusa al Gobierno central de incumplir el pacto de estado contra la violencia machista. Concretamente, de hacerlo en el proyecto de ley de los presupuestos. Un documento que también incluía 20 millones de euros adicionales para la financiación de las entidades locales. “Hemos pasado de 20 millones a la cabeza”, protestó Joan Carles Verd.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.