Las FARC amenazan la paz en Colombia si se extradita a un antiguo guerrillero

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), heredera política de la desaparecida guerrilla, ha criticado la detención del antiguo líder guerrillero Jesús Santrich y ha alertado de que, con su arresto, “el proceso de paz se encuentra en su punto más crítico” y corre el riesgo de ser “un verdadero fracaso”.

Las autoridades colombianas han expresado su disposición a extraditar a Santrich a Estados Unidos, por conspirar para exportar unas 10 toneladas de cocaína. El acuerdo de paz establece que los líderes y excombatientes de las FARC solo serán extraditados si se comprueba que cometieron delitos después de la firma de dicho pacto y, según Bogotá, el delito correspondería a junio de 2017.

Para la FARC, está “claro” que se trata de “otro montaje de la torcida justicia estadounidense, como sucedió con los procesos llevados (a cabo) contra Simón Trinidad”. En este sentido, se trataría de una “ignominiosa subordinación de la Justicia colombiana” y de un “pésimo mensaje” a los exguerrilleros que se reintegrarán en la vida civil.

“Es indiscutible que se pretende forzar la desbandada del proceso para justificar la continuidad de la violencia”, ha denunciado la antigua guerrilla, que ha visto también en la detención de Santrich un “pretexto” para justificar “la actualización de la fracasada ‘guerra contra las drogas'”.

La FARC ha respaldado la huelga de hambre iniciada por su antiguo líder y ha subrayado que “Santrich no puede ser el trofeo a entregar a (Donald) Trump en su visita a Colombia”, en un comunicado difundido antes de que la Casa Blanca anunciase que el presidente de Estados Unidos anulaba la visita oficial que tenía previsto realizar a Bogotá. En su lugar viajará el vicepresidente, Mike Pence.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.