El Urbia Palma cae luchando hasta el final

No pudo ser, se le escapó la victoria al Urbia Voley Palma en un partido de infarto que se decidió en un agónico tie-break con 12-15 para Unicaja Almería. Los ahorradores certifican así su pase a la final mientras que el Urbia da por finalizada una temporada en la que nada se le puede reprochar a un equipo y un club que han logrado hacer frente y plantar cara a todas las adversidades.

Como es ya tradición en los duelos entre verdes y azules, la igualdad fue la protagonista de todo el encuentro. Los mallorquines salieron dispuestos a pelear por ese quinto partido, pisaron el acelerador desde el primer punto y firmaron una manga impecable, neutralizando el ataque almeriense y anotándose así el primer juego por un contundente 12-25.

A pesar del inicio arrollador del Urbia Palma, un grandísimo equipo como es Unicaja no iba a darse por vencido tan fácilmente. Los ahorradores se pusieron el mono de trabajo y con la entrada de Ignacio Sánchez y Almansa en la cancha revolucionaron el encuentro. Los hombres de Marcos Dreyer trataban de hacer frente a la reacción andaluza a base de lucha y esfuerzo, pero a pesar de lograr recortar distancias en el último tramo del parcial, los almerienses consiguieron vencer por un claro 25-18.

El tercer set fue no apto para cardíacos. Ambos equipos se entregaron, siendo muy conscientes de lo que estaba en juego y sacaron todas sus armas a relucir. La lucha constante se trasladó en un marcador igualísimo e increíbles puntos por parte de los dos conjuntos. Llegados al tramo decisivo, Unicaja logró colocarse con un 24-22, pero fue entonces cuando el Urbia tiró de orgullo y carácter para levantar el set y situar el 24-26 a favor en el electrónico.

Después de ese set de infarto, el Palma no fue capaz de mantener el nivel y frenar a los locales, muy enchufados y dispuestos a forzar el tie-break. El cuarto set sólo tuvo color verde y llevó a que el encuentro se decidiera nuevamente en una agónica quinta manga.

Igualdad máxima en el último juego hasta llegar al 7-7, donde Unicaja volvió a tirar de experiencia y galones para fijar una diferencia en el marcador de dos puntos. Diferencia que fue insalvable para un Urbia que a pesar de encajar el 15-12 en contra se dejó la piel una tarde más en el Moisés Ruiz, y que sin duda hizo todo lo posible por tratar de devolver la eliminatoria a Palma. Un más que merecido premio a su incondicional e inmejorable afición que finalmente no pudo alcanzar.

Se acaba así la temporada para el Urbia Palma, no pudo ser en Son Moix tal y como el equipo hubiera deseado, pero tan sólo puede resaltarse ahora mismo el orgullo que el Club Voley Palma siente por sus jugadores y por sus incondicionales seguidores, que siempre han estado y siguen estando allí a pesar de este duro momento. Ese es el mayor logro de este humilde club, que ha logrado superar todas las adversidades y equipararse a un grande como Unicaja Almería.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.