Cuando la palabra ‘MARICA’ ensucia y se enmarca como delito de odio

La pintada apareció esta semana en el espacio Ideari, en pleno centro de Palma, en el número 5 de Costa d’en Muntaner y más que ensuciar ofendió al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, que en las redes hablaba de pintada homófoba.

Sus propietarios, que según Ensenyat “han demostrado durante mucho tiempo su compromiso en defensa de los derechos LGTBI”, lo denunciaron a la Policía, quizá porque más que una ofensa lo tomaron como una agresión en toda regla.

Y es en esta línea en la que se manifestaba el presidente del Consell Insular de Mallorca al reclamar que “las políticas y compromisos serios contra los delitos de odio son urgentes“.

Para a continuación mostrar su “solidaridad y enérgica condena”.

Lo cierto es que los comentarios de denuncia de Ensenyat han colocado en el mapa a esta asociación cultural, tal y como se describe en su página web, que “promueve la circulación de libros de segunda mano, tiene espacio para estudio y organiza regularmente actividades como charlas y talleres”.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.