Anulan el despido colectivo de 40 trabajadores fábrica zapatos George’s

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha declarado nulo el despido colectivo de los cerca de 40 trabajadores de la fábrica de calzados George’s y ha reconocido su derecho reincorporarse a sus puestos, así como a cobrar los salarios de tramitación.

La Sala de lo Social del TSJIB ha estimado la demanda de los trabajadores de la empresa Calzados Jordi y da la razón a UGT en la demanda contra el despido colectivo de la histórica empresa que operaba con la marca comercial George’s, ha informado el sindicato en un comunicado.

La demanda la interpuso el letrado José Juan Villalonga tras la rescisión de los contratos del total de la plantilla el 5 de septiembre de 2017.

El abono de los salarios de tramitación implica que se deberían pagar las nóminas de casi ocho meses a los trabajadores, el tiempo transcurrido desde el despido, estima UGT.

La sentencia señala que la empresa “no entregó la documentación legalmente prevista” para el correcto desarrollo del periodo de consultas del despido colectivo y no negoció “de buena fe” para conseguir un acuerdo.

“La falta de entrega de documentación fue acompañada de una actitud de la empresa cerrada a cualquier posibilidad de aceptar propuestas constructivas. De hecho, en la contestación a la demanda, la empresa alegó que no era necesario llevar a cabo ningún informe de viabilidad porque no había otra posibilidad más que el cierre”, recoge la sentencia dictada el 24 de abril.

Según el tribunal, “desde el primer momento la decisión de cierre estaba tomada y ello a pesar de que no sólo había pedidos, sino,al parecer, una oferta de compra de la empresa por parte de un cliente habitual, que habría aceptado el pago y entrega anticipada de pedidos durante la negociación por su interés en no perder el fabricante”.

Entre la documentación que no se entregó figuraba el contrato de cesión de la marca, que hubiera permitido conocer su valor en el mercado.

Según la sala, “conociendo el valor de la marca podría haberse aclarado si esta puede seguir siendo explotada con menores costes salariales quizá en otro lugar, en cuyo caso los trabajadores habrían podido ofrecer alternativas al cierre, tales como modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo u otras medidas de regulación de empleo.

No se pudo hacer por falta de información “con ello se infringe el deber de negociar con buena fe, máxime cuando el despido colectivo se cuerda pocos días antes de solicitar la declaración de concurso de acreedores, con lo que se dejaba fuera de éste a los trabajadores, impidiendo que las indemnizaciones tuvieran la consideración de créditos contra la masa”, indica la sentencia.

La Federación de Industria, Construcción y Agroalimentaria (UGT-FICA) ha mostrado su satisfacción por la sentencia, ya que resuelve que los derechos de los trabajadores de George’s fueron vulnerados por la fábrica.

Según el sindicato, la sentencia pone de relieve “la necesidad de que las empresas busquen alternativas a los despidos colectivos mediante medidas menos traumáticas”, ha remarcado UGT-FICA, al tiempo que ha señalado que UGT defenderá los derechos de los trabajadores en todos los expedientes de regulación de empleo, “pese a que la reforma laboral haya eliminado la autorización administrativa sustituyéndola por la decisión unilateral del empresario”.

La sentencia que admite la demanda del UGT contra el despido colectivo de George’s no es firme, cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.