La CNMC aconseja al Consell evitar la restricción de superficies comerciales

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha recomendado al Consell de Mallorca evitar las restricciones a la apertura y ampliación de equipamientos comerciales “a menos que estén justificadas por razones imperiosas de interés general y sean adecuadas, necesarias y proporcionales”.

Esta recomendación está incluida en un informe publicado hoy y realizado por la CNMC a solicitud del Consell de Mallorca, tras la aprobación inicial del Plan Director Sectorial de Equipamientos Comerciales de Mallorca (PECMA) y desde el punto de vista de la competencia efectiva en los mercados y la regulación económica eficiente.

El organismo estatal señala en un comunicado que reconoce los objetivos que persigue el PECMA de establecer la ordenación territorial de los equipamientos comerciales en Mallorca y definir sus criterios de diseño y localización “de manera que se consiga un nivel adecuado de equipamiento comercial y una correcta distribución territorial de estos establecimientos”.

La entidad precisa que las competencias en ordenación del territorio implican en ocasiones imponer limitaciones al desarrollo de la actividad comercial, por lo que “deben ponderarse ambos elementos: la ordenación del territorio y la libertad de establecimiento y de empresa, cuya defensa y protección compete a todos los poderes públicos”.

La CNMC considera que el PECMA o su memoria deberían contar con un análisis de las restricciones sobre la competencia y su adecuación a los principios de buena regulación económica: necesidad, proporcionalidad y mínima distorsión competitiva.

Sobre los límites a la apertura, instalación y ampliación de equipamientos comerciales que impone el plan, la CNMC recomienda que “estas restricciones deben evitarse a menos que estén justificadas por razones imperiosas de interés general y sean adecuadas, necesarias y proporcionales al fin perseguido”.

La CNMC ha analizado ya en el pasado la regulación de establecimientos comerciales en Mallorca y las normas previas a este plan sectorial porque contenían moratorias a la implantación de equipamientos comerciales.

En 2016, la CNMC impugnó la moratoria a la concesión de licencias para la apertura o ampliación de establecimientos comerciales en la isla, por considerar que restringía de manera injustificada la competencia. Sin embargo, esta moratoria la anuló el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, tal y como ha recordado la comisión.

Además, el pasado marzo, la CNMC requirió al Consell de Mallorca que derogase el acuerdo de diciembre de 2017 de suspensión de licencias y autorizaciones para instalar equipamientos comerciales hasta la aprobación definitiva del PECMA por considerarlo “una nueva moratoria similar a la anterior”, porque también prohíbe nuevos establecimientos comerciales de más de 700 metros cuadrados salvo en casos tasados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.