El gorro que a pacientes con cáncer les evita perder pelo ya se puede usar

Un gorro refrigerante evita la caída del cabello producida por la quimioterapia. Funciona cerrando los vasos sanguíneos y evitando que el fármaco destruya el pelo. Los expertos destacan la importancia que tiene para la autoestima de los pacientes con cáncer.

Captura de pantalla 2018-05-21 a las 19.45.21

“Desde hace tiempo, la pérdida del cabello se ha considerado una parte inevitable de la quimioterapia y uno de los aspectos  más devastadores en el terreno emocional del tratamiento oncológico. Sin embargo, los avances en la tecnología de enfriamiento del cuero cabelludo, usados de manera generalizada en Europa para ayudar a los pacientes de quimioterapia a conservar su cabello, podrían ayudar a que la práctica se adopte en Estados Unidos, según informa The New York Times.

Dos estudios publicados recientemente en la revista especializada JAMA, uno de la Universidad de California, sede San Francisco, y otro de la Escuela de Medicina de Baylor en Houston, confirmaron que las mujeres con cáncer de mama en etapas tempranas que reciben tratamientos para enfriar el cuero cabelludo tenían mayores probabilidades de conservar algo de cabello durante la quimioterapia.

En ambos estudios, que se llevaron a cabo en diversos centros médicos, los investigadores utilizaron sistemas similares de enfriamiento automatizado, en el que un gorro que se ajusta al cráneo del paciente se coloca antes y durante la sesión de quimioterapia y se deja por lo menos 90 minutos después. Una máquina hace circular líquido refrigerante a través del gorro.

Captura de pantalla 2018-05-21 a las 19.41.30El enfriamiento continuo estrecha los vasos sanguíneos del cuero cabelludo, reduce el flujo de sangre en el área y disminuye el metabolismo de las células del folículo capilar, con lo que se limitan los efectos de la quimioterapia en el cabello. La tecnología ofrece ventajas en comparación con versiones anteriores de los gorros refrigerantes, que no estaban conectados a máquinas refrigerantes y por lo general requerían el uso de varios gorros que se debían mantener congelados y cambiar manualmente cada media hora durante las sesiones de quimioterapia.

Captura de pantalla 2018-05-21 a las 19.43.58

En términos generales, más de la mitad de las mujeres con cáncer de mama en etapas tempranas que usaron gorros refrigerantes conservaron al menos la mitad del cabello, y cerca de un 5 por ciento lo conservó todo.

La retención de cabello varió según los tipos y la duración de los medicamentos utilizados, además, no sirvió en todos los casos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.