Los jueces y fiscales de Balears cuelgan la toga: Huelga general

El seguimiento de la huelga de este martes por parte de los jueces y fiscales de Balears es “masivo”, con la suspensión de juicios y vistas en una jornada calificada como “histórica” por las asociaciones que la han convocado para reclamar mejoras en sus condiciones de trabajo por una Justicia de calidad.

El magistrado de la sección primera de la Audiencia de Palma, Jaime Tártalo, de la Asociación Francisco de Vitoria, ha calificado el seguimiento de la huelga de masivo y ha puesto como ejemplo que en la Audiencia se han suspendido tanto los juicios penales previstos como las deliberaciones y le consta que también los órganos unipersonales están suspendiendo de forma masiva.

tribunales vacíos, huelga jueces y fiscalesHa detallado que la excepción son las actuaciones de guardia, medidas cautelares y actos que afecten a la vulneración o tengan relación con derechos fundamentales como detenidos y violencia de género, que se están atendiendo como en un día normal porque los propios jueces se han “autorregulado”, estableciendo “las diligencias que no pueden verse afectadas por el paro”.

Tártalo ha denunciado que el Ministerio de Justicia “está poniendo todos los obstáculos posibles para que la opinión pública sepa cuál es la repercusión de la huelga” al haber dado instrucciones a los letrados de la administración de Justicia de que no certifiquen la suspensión de juicios, vistas y declaraciones.

El magistrado del Juzgado de lo Mercantil número 3, Víctor Fernández, se ha sumado a la crítica de que la única respuesta del Ministerio haya sido “tratar de bloquear la información” y que no se conozca el seguimiento de la huelga.

Fernández ha recordado la propuesta de las asociaciones de jueces y fiscales al Ministerio de Justicia, con 18 reivindicaciones concretas con un mensaje común de “mejoras para que la Justicia funcione mejor”.

Para garantizar la independencia del sistema judicial, jueces y fiscales solicitan modificaciones en la regulación del nombramiento de determinados puestos de Gobierno de los jueces y también de los jueces dentro de la propia carrera judicial, ha explicado Fernández.

Reclaman también mejoras técnicas en el sistema informático, algo que “en Baleares problemática acuciante, especialmente en el ámbito de los fiscales”, ha dicho el magistrado, así como una adecuación de la planta judicial a las necesidades del día de hoy.

Tártalo ha señalado al respecto que algunas soluciones planteadas por el Ministerio lo han sido a espaldas de quienes las utilizan. “Muchas de las medidas que se han implementado no están funcionando y quienes trabajamos diariamente nos damos cuenta de que no funcionan”, ha insistido.

Sobre la digitalización de la Justicia ha criticado aunque los programas piloto no han funcionado se ha extendido y el Ministerio “hace oídos sordos”. “Es como poner un Ferrari en una carretera comarcal”, ha comparado.

En relación con la ratio de distribución de cargas de trabajo, el magistrado Fernández ha explicado que España está siempre a la cola de todos los sistemas judiciales europeos y ha pedido un aumento de plantillas.

“Solicitamos la convocatoria de nuevas plazas de jueces y fiscales, pero que no sea una convocatoria esporádica, sino un compromiso del Ministerio de una convocatoria anual de cifras mínimas para garantizar la cobertura de las numerosas vacantes”, ha explicado.

Para garantizar la protección de los derechos profesionales de los jueces y fiscales, solicitan al Ministerio y Consejo General del poder Judicial que se fijen las cargas de trabajo y determinen “cuál es el número de asuntos al año para desarrollarlos en condiciones de calidad de servicio público”.

En el aspecto salarial, Fernández ha recordado que la ley de 2003 que fija el ámbito retributivo de jueces y fiscales para su actualización obliga a convocar cada 5 años y “desde 2003 hasta la fecha no se ha convocado nunca”.

Fernández ha reclamado negociación y que se plantee alguna propuesta porque “la situación es insostenible” y es la que ha dado lugar “a las movilizaciones y la huelga”.

La magistrada de lo Penal Francisca Ramis, de Jueces por la Democracia, ha recalcado que se trata de una jornada histórica por la unidad de los convocantes y ha destacado que 30 magistrados del Tribunal Supremo han manifestado en un comunicado que comparten íntegramente las reivindicaciones.

José Díaz Cappa, de la Asociación de Fiscales ha recalcado que el motivo de la huelga es reivindicar “mejoras de las condiciones de trabajo, mejoras retributivas y sobre todo la ampliación de plantilla como primer paso absolutamente imprescindible para que todo el resto de reivindicaciones se puedan poner en marcha”.

Eduardo Navarro, de la Unión Progresista de Fiscales, ha insistido en que las reivindicaciones son medidas por una justicia de calidad y ha destacado el aspecto que ofrecen hoy las dependencias judiciales de Palma donde “por los pasillos hoy no hay nadie en la Justicia, una imagen muy clara”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.