La emotiva historia de amistad que ha hecho llorar al mallorquinismo

Por Tommy M. Jaume

El próximo domingo, el RCD Mallorca se enfrentará en Anduva al Mirandés en el partido de vuelta de la eliminatoria de ascenso directo a Segunda B entre campeones. Un duelo que, como no podía ser de otra manera, ha levantado una gran expectación entre la masa social mallorquinista. No en vano, el conjunto barralet puede recuperar la categoría en el mismo escenario en el que la perdió hace tan solo un año.

Horas después de imponerse en Son Moix en el primer asalto (3-1), el club anunció a través de sus redes sociales un sorteo para otorgar las 350 entradas disponibles para presenciar el envite en un estadio que tiene una capacidad para 6.000 personas. Entonces, más de 1.400 socios mandaron sus respectivos correos electrónicos con la ilusión de ser uno de los 175 agraciados con dos entradas (la suya y la del acompañante). 

Así, más de un millar de abonados ocuparon buena parte del día de ayer esperando una llamada. Mientras tanto, la entidad publicaba en sus redes vídeos con algunos futbolistas llamando a los premiados. Curiosamente, y a pesar de la figura de un notario, llamó mucho la atención que apenas haya habido afortunados entre los habituales de la Grada Luis Sitjar, la de los Supporters. Algunos de ellos, e incluso ajenos al grupo de animación, argumentaban la casualidad con el evidente distanciamiento que tienen con el CEO Maheta Molango. Eso sí, nadie va impedir que los que nunca se cansan de animar viajen a Miranda de Ebro. De hecho, varios miembros ya han anunciado su presencia aunque sea sin entrada. Eso es amor a unos colores. 

camiseta nunesPor la noche, una carta encogió el corazón de todo el mallorquinismo. A través de ella, un socio del club llamado Danilo expresaba su enorme alegría por haber sido agraciado con dos entradas para el histórico encuentro. Líneas más abajo, el abonado barralet relataba su experiencia. Una historia que emocionó a más de uno y cuyo narrador compartía protagonismo con su amigo Pau, fallecido meses atrás debido a un maldito cáncer.

Antes de dejarnos, ambos asistían juntos a todos los partidos de su “Mallorqueta”. Pau lo hacía ataviado con la camiseta de uno de sus ídolos, el portugués Nunes. Después de llorar en Miranda el descenso, ambos amigos se conjuraron para asistir a todos los envites que su equipo, el RCD Mallorca, disputara en la Península durante el presente curso pues Danilo tenía previsto trabajar en la Ciudad Condal. Finalmente, la muerte de Pau cambió los planes si bien no impidió que su fiel amigo realizara este año hasta 13 desplazamientos desde la isla para animar a los de rojo y negro. Eso sí, y tal y como le prometió a su amigo antes de morir, portando siempre la zamarra de Nunes.

Poco después de que la publicación se convirtiera en viral para el mallorquinismo, llegó la respuesta del ex futbolista luso quién después de dedicarle unas hermosas palabras, prometió regalarle el abono de la próximo temporada. Ahora solo falta saber si será en que categoría si bien con la ayuda de Pau y la de otros barralets que no están pero animan desde el cielo, esta será la de plata.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.