Un edil socialistas dice que otro del PP le tiró piedras y lo intentó atropellar

Desde luego el suceso es de los que llaman la atención, no por el hecho en sí, que también, sino porque están implicados dos políticos. Uno del PSOE y otro del PP.

Ahora está en plena investigación, pero quien ha hablado ha sido la supuesta víctima, nada más y nada menos que el alcalde de un pueblo de Cuenca, Alcalá de la Vega, que se llama Rufo Montero.

Según su versión, él iba por la izquierda en la carretera y “cambió de carril para atropellarme”. Y añade: “Sólo me dio con el espejo retrovisor porque se me da de lleno salgo volando”.

Los hechos sucedieron el martes por la tarde, el 22 de mayo, y asegura que fue “intencionadamente” y con piedras incluidas: “Cuando frenó, comenzó a lanzarme piedras”.

Resulta que el presunto autor de semejante dislate no era otro que un concejal del Partido Popular que había sido de toda la vida amigo suyo: “Íbamos todos los fines de semana juntos, pero tuvimos unas disputas y ya está”.

Sin embargo la Guardia Civil no ha revelado dato alguno, ni de la formación política a la que pertenece el presunto agresor. El padre del concejal del PP denunciado, ni afirma ni desmiente si su hijo fue detenido y puesto en libertad después, con orden de alejamiento, aunque reconoce que este viernes estuvieron en la Guardia Civil.

Ni que decir tiene que si el asunto ha traspasado el ámbito informativo del municipio, la provincia y la comunidad autónoma, en el pueblo es el principal tema de conversación, aunque no están sorprendidos porque 10 años ya fueron ambos juzgados por darse algún que otro mamporrazo en 2006.

Haciendo cuentas, son 12 los años en que estos dos políticos en vez de utilizar el diálogo, resuelven sus diferencias con métodos mucho más drásticos que han acabado en los juzgados.

Los vecinos dicen que son cosas de la política, que se pelean por la política.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.