Nueva categoría, nuevo plantel

@RCD_Mallorca

Una vez logrado el ansiado ascenso a Segunda División, el RCD Mallorca debe afrontar el reto que supone acabar la temporada con otro título: el de Campéon de Campeones de la categoría. Para ello, deberá superar al otro ascendido directamente, el Rayo Majadahonda, en una eliminatoria a doble partido.

Después, llegará el verano. Una época en la que los jugadores se irán de vacaciones mientras los responsables de la dirección técnica se afanan en confeccionar un plantel de garantías para el regreso al fútbol profesional.

Traspaso obligado

Para hacer frente a las perdidas de los últimos dos años, el club está obligado a traspasar a algunos de sus puntuales. Si el curso pasado la venta de Brandon al Rennes resultó vital para las arcas, esta campaña todo apunta a que el traspasado será Joan Sastre. El de Porreres, que este año se ha asentado en el primer equipo tras debutar en la última jornada del curso 2015/16 con Miquel Soler en el banquillo, cuenta con varias ofertas tanto nacionales como internacionales. Según parece, el Tottenham está muy interesado en hacerse con sus servicios para que una vez foguearse en el filial, ascienda al conjunto que actualmente dirige Pochettino.

Tope salarial

Otros de los aspectos que sin duda condicionará la plantilla del RCD Mallorca 2018/19 será el tope salarial, una circunstancia que no sucede en categoría semiprofesional. Así, los dirigentes deberán agudizar su ingenio o rebajar los sueldos de algunos de los pesos pesados de la plantilla.

Además, cabe recordar que la entidad no hay finiquitado su deuda con Hacienda y que tampoco ha hecho frente a la totalidad de los numerosos despedidos acontecidos desde la llegada del CEO Maheta Molango.

Sin confianza

Los centrales José Ángel y Miguel Núñez, además de los delanteros Cedric y Ndi tienen complicada su continuidad en la isla. Sin apenas oportunidades en la categoría de bronce, resulta difícil pensar que Vicente Moreno cuente con ellos en una división superior.

Los cedidos

Una situación similar a la citada anteriormente es la del cedido Faurlín (Cruz Azul) que no ha respondido a las expectativas.

Por otro lado, el club tendrá que buscar solución a los jugadores que tiene a préstamos en otros equipos. Entre ellos, Bryan Reyna, Pol Roigé y Óscar Serrano.

1 Comentario

  1. que se venda a damià,ndi,cedric,jose angel,faurlin vuelva a su equipo y alguno más que son más malos que poner un cono en su posición y no hace falta vender a sastre

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.