“Vamos dejando muertos y heridos en el camino. La Política funciona así”

Por María Jesús Almendáriz

Parece que el chalet de la pareja Iglesias-Montero se convirtió en un punto de inflexión para este parlamentario morado que vive en Sant Antoni de Portmany, en Eivissa, y que se ha colocado en el foco de la atención mediática por sus reflexiones y críticas abiertas a los comportamientos de la cúpula de Podemos, tanto nacional como balear.

Salvador Aguilera ni se mete, dice, ni pone en tela de juicio lo que cada uno haga en su vida personal, en el sentido de que, “todo el mundo tiene derecho a comprarse” lo que estime oportuno, pero” “yo no estoy en Podemos para que una decisión personal se tenga que someter a las bases“, afirma con rotundidad.

Esto unido a lo que ha sucedido con la moción de censura a Rajoy. “De qué sirve, apunta, que se quiera someter a las bases si la apoyábamos o no, cuando nuestro secretario general ya había dicho que Sí”.

“Para Podemos hemos desalojado a Rajoy y ya está”. “Soy escéptico”.

HOY POR HOY NO SE ESCUCHA A LAS BASES

Asuntos como el turismo en Baleares, el colapso de tráfico en todas partes, la enorme dificultad de alquilar una vivienda en las Islas, aunque más grave en Eivissa, la educación, el medio ambiente y así hasta un largo etcétera “son cuestiones cuyo debate no se ha abierto”, lo que le lleva a afirmar que “hoy por hoy no se escucha a las bases en Podemos”. 

“Los círculos han desaparecido prácticamente y son las personas que están en la Ejecutiva (nacional o balear) las que toman las decisiones.  Al final pocas personas tienen mucho poder, cuando veníamos a hacer otro tipo de política“, asegura ‘indignado’ este profesor de Formación Profesional, muy crítico con la difundida “diversificación que el Govern balear ha puesto en marcha”. “Salvo la naútica, que es más de lo mismo”, Aguilera no ve que se hayan creado nuevos nichos económicos. Todo gira en torno al turismo, sobre todo en la pitiiusa mayor.

NO ESTOY POR LA LABOR DE QUEDARME

A Aguilera le duele lo que ha ocurrido en Eivissa con la zonificación y con un sinfín de cosas que no casan con el espíritu del 15M y de la marea verde de dónde procede, de ahí su taxativo: “Si hoy por hoy Podemos no me ofrece esto, no estoy por la labor de quedarme”.

Y va más allá cuando afirma que en “Podemos prometíamos mucho y parece que ese cambio del que hablábamos no se va a producir”. ¿Por qué?, porque la burocracia y el enfrentamiento a los partidos tradicionales han ocupado el día a día de la formación de los círculos.

Y hablando de “anomalías políticas”, también se refiere a que Podemos no debe ser lo que piensa un líder (Pablo Iglesias en España o Alberto Jarabo en Baleares), “sino que debe ser la suma de infinitas cabezas pensantes donde cada uno debe aportar ideas”.

VAMOS DEJANDO MUERTOS Y HERIDOS EN EL CAMINO

Salvador Aguilera es “Laurista”, de (Laura Camargo, defenestrada por Jarabo de la primera línea parlamentaria) y tampoco le gustó lo que hicieron con Ainhoa Barajas cuando tuvo que salir de la formación morada de Calvià. “Hubo mucho ruido”, recuerda.

Lo que le lleva a hacer la siguiente reflexión: “La Política funciona así. Vamos dejando muertos y heridos en el camino. Entran y salen personas en las formaciones…”

Ahora la hija de Margarita Nájera prepara una nueva formación que acapare el voto de izquierdas en el municipio calvianer y para ello ha echado mano de diferentes caras que antes militaban en las filas socialistas (Lorenzo Bravo o Joseba Doñabeitia). Pero también ha tanteado otros caladeros más familiares para ella como Podemos, y aquí entraría Salvador Aguilera, que dejaría a los morados para pasarse al Grupo Mixto e integrarse en Balears en Comú.

A la madre de Barajas le dedica muy buenas palabras cuando afirma que “es todo un referente en la política mallorquina, balear y municipal”. “Hemos coincidido alguna vez”, admite y destaca cómo se involucró en el proyecto del consorcio de la Playa de Palma”, ahora totalmente muerto.

El parlamentario morado se extraña del revuelo que han provocado sus críticas abiertas, por eso no duda en recordar que en los 4 años que lleva en la formación  “no he hecho ningún ruido y he sido fiel al proyecto podemita”.

La semana que viene acaba en el Parlament el periodo ordinario de sesiones.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.