Cladera espera de la nueva ministra mejoras del REB y condonación de deuda

No es plan que cuando todavía no ha tomado posesión de su cargo y encima siendo del mismo partido, que no de la misma sensibilidad de Susana Díaz, aunque Pedro las une, desde la comunidad balear se ponga en tela de juicio ningún aspecto que tenga que ver con la ministra andaluza de Hacienda, María Jesús Montero.

No lo dicen, lógicamente, pero preocupa en la calle de Palau Reial que María Jesús Montero siendo consejera de Hacienda en Andalucía se opusiera a las pretensiones del Govern balear en materia de financiación. 

Así que por ahora poc a poc y bona lletra y a destacar lo positivo, en lo que se puede alcanzar acuerdos, como así ha hecho la consellera del Govern Catalina Cladera, a quien siempre que posaba con Montoro lo hacía sonriendo, se supone que el exministro le soltaba sotto voce algún que otro chascarrillo, que tan famoso le han hecho.

La consellera de Hisenda, Catalina Cladera, ha elogiado la “gran sensibilidad por los temas autonómicos” de la nueva ministra, María Jesús Montero, y ha confiado en que con su incorporación sirva para mejorar el REB pactado con Cristóbal Montoro y abordar “alguna condonación o reestructuración” de deuda.

Cladera, que ha destacado que Montero es “la segunda mujer ministra de Hacienda de la historia” (la primera fue Elena Salgado, de 2009 a 2011), ha incidido en que la nueva titular estatal “conoce perfectamente las dificultades” que han atravesado las autonomías con las políticas de Montoro y las reformas que están pendientes.

Para el Govern balear resulta prioritario “continuar con la negociación” de la nueva ley de Régimen Especial de Baleares en el punto donde quedó con el Gobierno anterior y tratar de mejorarla, algo que la consellera considera factible por la “sensibilidad especial” de la ministra.

En cuanto a la deuda, Cladera ha abogado por “una reconfiguración total” para superar la “dependencia” generada por mecanismos de liquidez como el FLA y “comenzar a salir a los mercados”. Ha defendido que “alguna condonación o reestructuración de deuda se tendrá que hacer, porque si no será complicado”.

En cuanto al otro gran reto pendiente para la ministra, la reforma del sistema de financiación, la consellera ha eludido prejuzgar la posición de la ministra Montero, y ha resaltado que lo relevante es que el nuevo modelo dote de “suficiencia financiera” a las comunidades.

“Hay muchas formas de hacerlo. La propuesta final será fruto de una negociación. No me cabe duda de que trabajará en el sentido de dotar de suficiencia financiera a las Comunidades Autónomas”, ha enfatizado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.