Conoció a la enfermera en una “app” de contactos y lo detienen por violación

Las ‘app’ de contactos sexuales tienen una cara B que puede provocar muchos problemas, sustos y una presunta violación.

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un hombre de 28 años, de nacionalidad alemana, por un presunto delito de agresión sexual a una mujer a quien había conocido por medio de una aplicación informática de contactos.

Contra el detenido pesaba una reclamación judicial a raíz de la denuncia interpuesta el mes pasado por una mujer en Zaragoza, por unos hechos ocurridos en Palma entre 2014 y 2015, cuando la denunciante trabajaba en la ciudad como enfermera, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

En abril de 2015, la mujer concertó una cita con un hombre a quien había conocido por medio de una aplicación informática de contactos y con quien había iniciado una relación a distancia en la que se comunicaban a través de sus perfiles de redes sociales y por móvil.

De cara a la cita, el hombre le exigió que vistiera lencería fina y un antifaz que le impidiera verle. Cuando el hombre llegó al domicilio de la mujer, ella comprobó que su aspecto -de apariencia árabe, moreno y de complexión muy gruesa-, no se correspondía con el joven que había visto en las redes sociales. Discutieron y él se marchó.

Posteriormente, la víctima llamó por teléfono al hombre preguntándole por qué había ido otra persona a su domicilio. Según la denunciante, él la engañó diciéndolo que había mandado a un amigo para que se asegurara de que se trataba de la misma chica y le hiciera unas fotos para comprobar que ella no le mentía.

La chica accedió entonces a que el supuesto amigo le hiciese unas fotos en lencería para mandárselas al hombre con quien había quedado.

Posteriormente, el hombre que conoció por internet la llamó, insistió en que debía mantener relaciones sexuales con el que había acudido a su domicilio y le ofreció 300 euros y la droga que quisiera a cambio, a lo que ella se negó.

Minutos después de esa llamada, el hombre moreno, que en realidad era el que había conocido por internet, acudió de nuevo al domicilio de la mujer, la empujó cuando abrió la puerta y la agredió sexualmente.

El hombre la amenazó en redes sociales con utilizar las fotos que le había hecho semidesnuda si no accedía a sus peticiones sexuales.

Tras identificarlo, la Policía Nacional lo detuvo el jueves pasado en los alrededores de su domicilio en Palma.

Al comprobar que es su tercera detención por hechos similares, la Policía realizó un registro de su domicilio y se incautó de diverso material informático y electrónico que será analizado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.