Quince días de vacaciones

En quince días puede cambiar el mundo y España más. He estado fuera dando una pequeña vuelta por Francia e Italia y de regreso, nuevo gobierno salido de una moción de censura con el Psoe en el poder. Perfecto muestra Carta Magna lo contempla, no hay nada que objetar. La política lo consigue todo, hasta hacernos creer que San Juan se llamaba Wenceslao, sólo es cuestión de voluntad.

Que el Sr. Rajoy se ha equivocado, posiblemente bajo mi punto de vista de todas, todas, con todo lo que se ha vivido estos últimos meses y todo lo que se ha conocido deberían de haberse, a mi entender, adelantado las elecciones generales y esperemos, al menos,  que se mantengan los presupuestos, de lo contrario iríamos a peor.

La gran incógnita para mí, aunque doctores tiene la Iglesia, es el derrotero que tomará el Gobierno del Sr. Sánchez.

Cierto que Rajoy no podía seguir gobernando, era ya una vergüenza nacional e internacional que siguiera haciéndolo, cierto que nos había sacado de una crisis, teóricamente, aunque los resultados prácticos aún no se hayan percibido ni en las clases medias, ni bajas, ni pensionistas con las mejoras sociales que con presunción se iban a implantar ni tampoco la mejora de las condiciones laborales.

Los gobiernos de izquierdas habidos hasta la fecha, nos han abocada cada vez al desastre económico y al endeudamiento general, los de derechas a los más extremos recortes, apreturas de cinturón y a privatizaciones incontroladas de lo público.

No menos cierto es que la economía española, no es desde hace mucho tiempo de las mejores de Europa y cierto es  que vivimos  al rebufo, más que otros estados, de los movimientos exteriores y en esta globalización de economías no es extraño que salgamos siempre mal parados por culpa de nuestra debilidad financiera, escasa reindustrialización, investigación y desarrollo, veremos en este aspecto si el Sr. Sánchez marca, en el poco tiempo futuro, una nueva línea de actuación que consiga lo que hasta la fecha y en muchos tiempos no se ha logrado el mejoramiento económico transversal.

Lo que realmente me preocupa, en el fondo de la cuestión, es lo que no conocemos o muy pocos lo saben, esto es el lado oscuro de la cuestión, y es lo que nos costará a los españoles esta moción de censura, saber que concesiones  ha hecho el Sr. Sánchez a los independentistas, a las izquierdas radicales, a los antisistema y a las extremas derechas emergentes de nuestro país para conseguir la expulsión de Mariano Rajoy a costa de todos los ciudadanos.

Creo que ambos dos se han equivocado, uno por no convocar elecciones anticipadas, el otro, presuntamente, por haber vendido lo invendible de nuestra España a los que no quieren España ni a los españoles, prefiero pensar que no ha sido de esta forma, ya que de serlo más les hubiera valido a ambos tomarse quince días de vacaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.