La trastienda del nombramiento de Bel Oliver

Por María Jesús Almendáriz

Está claro que quienes daban por seguro que Bel Oliver iba a la Delegación del Gobierno de Baleares desconocían por completo la ‘Operación Armengol’ en Madrid en vía directa con Pedro Sánchez, sin ministra de por medio, aunque una ‘inconsciente filtración‘ desde la ‘burbuja’ de la casa de los cañones casi echa a perder la estrategia. Al menos ésta es la versión que, a toro pasado, transmiten a mallorcaconfidencial.com

Hace una semana ya se sabía entre el círculo más estrecho de Armengol que se iba a pugnar con Oliver para la Secretaría de Estado. Se pusieron encima de la mesa una serie de nombres y alguien se despistó o no y ¿filtró?, que la portavoz adjunta en el Parlament iba a este puesto o a Delegación del Gobierno. (seguro que con uno de los dos acertaba). En los círculos del partido (PSIB) la consigna era silencio total.

ARMENGOL SE LA JUGÓ A UNA CARTA

Sin embargo, la segunda opción estaba descartada por la ‘jefa’, porque su as en la manga era el otro puesto, el gordo, el que iba a colocar a Baleares en el mapa político y económico en toda España, como ya lo hizo en su día el exsecretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida.

Que Baleares iba a marcar un ‘golazo’ lo tenía muy claro Armengol cuando estos últimos días y después de los nombramientos de los ministros las miradas mediáticas, políticas y económicas y sociales miraban al Consolat de la Mar porque las Islas no tenían ministro.

Faltaban, por supuesto, las secretarías de Estado, y entre estas, la más importante para la comunidad autónoma: La Secretaría de Estado de Turismo, que viene a ser como un ministerio.

Y ahí es donde Armengol se la jugó a una carta, cuentan a mallorcaconfidencial.com fuentes bien informadas.

Bel Oliver con Armengol en Inca

¿Con quién competía?, a estas alturas ya es lo de menos. Dicen que el perfil de Bel Oliver era más sólido que los otros perfiles que ¿le habían presentado a Sánchez desde otras comunidades autónomas?, como Canarias que realmente, parece ser, es la que competía con las Islas.

Pero al final, confirman a este digital que ha pesado además del perfil de la ahora secretaria de Estado de Turismo, que Francina Armengol presida una comunidad autónoma, o sea que es una baronesa con poder institucional.

Armengol tiene plena confianza en Oliver, sabe que no le va a ser desleal y que trabajará ‘a favor de obra’, una expresión dedicada a los bisoños o recién llegados a la comunicación política y que expresa que “algo, lejos de contrariar, favorece el intento que se persigue”, según la RAE (Real Academia Española).

DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

La nueva delegada del Gobierno, Rosario Sánchez, no ha sido ninguna novedad en el sentido de que se ha confirmado que ha sido elegida entre el segundo nivel de la Administración autonómica, ya que Armengol no quería deshacer equipos ni tocar a ningún conseller o consellera.

Armengol y Rosario Sánchez 3 okEra directora general y aseguran que es de la confianza de Armengol, lo que garantiza que además de sus responsabilidades con el Gobierno central, sea cómplice con lo que ocurre en las Islas y que sea capaz de abrir puertas y ayudar a los consellers de Baleares cuando acuden a Madrid para reivindicar, pedir o tratar temas que preocupan y ocupan al Ejecutivo autonómico.

En la conselleria de Presidència que dirige la portavoz del Ejecutivo, Pilar Costa, ocupaba el cargo de directora general de Coordinació del Govern.

 LA PORTAVOCÍA ADJUNTA DEL PARLAMENT: QUIÉN

La nueva secretaria de Estado de Turismo, Bel Oliver, ha dejado vacante la portavocía adjunta en el Parlament, ser la número dos de Armengol en la Cámara balear, y según fuentes del partido, “lo más lógico sería que este puesto fuera ocupado por María José Camps”.

Bel Oliver con Vicenç Thomàs 2

María José Camps 21

Actualmente María José Camps ocupa en el PSIB la secretaría de Política Autonómica, un cargo que le permite interrelacionarse con la secretarías generales en cada Isla. También es miembro del Comité Federal.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.