El suelo en Baleares se sitúa en una media de 397 euros por metro cuadrado

El precio del suelo en Baleares se sitúa en una media de 397 euros por metro cuadrado, solo superado por Madrid y Barcelona, según se desprende de los últimos datos del Ministerio de Fomento.

A nivel nacional, las compraventas de suelo cerradas en el último año, entre abril de 2017 y marzo de 2018, sumaron un importe de 3.590 millones de euros, monto un 22,4% superior al de los doce meses precedentes que, además, supone un máximo de, al menos, el último lustro.

El incremento del volumen invertido en suelo deriva del crecimiento en el número de transacciones de terrenos realizadas y también del aumento de la superficie vendida, dado el descenso que registra su precio.

El crecimiento del mercado de suelo viene impulsado por los planes de inversión que desarrollan las principales inmobiliarias, firmas como las cotizadas Neinor, Aedas o Quabit, con el fin de cumplir sus objetivos de construcción de viviendas que incluyen en sus planes estratégicos para aprovechar el aumento de la demanda y el auge del sector.

En concreto, las operaciones de compraventa de suelos se dispararon un 17,5% en los doce meses comprendidos entre abril de 2016 y marzo de 2018, hasta sumar 21.255 transacciones.

En estas operaciones cambiaron de manos un total de 29,50 millones de metros cuadrados de terrenos, superficie que supera en un 26% a la que se compró y vendió en los doce meses precedentes.

A pesar de este acelerón en el mercado de suelo, los precios de los terrenos siguen registrando descensos. Al cierre del primer trimestre, el importe medio del metro cuadrado de suelo urbano se situaba en 167,5 euros, un 2,6% menos que un año antes.

La caída es incluso mayor, del 7,8%, en los terrenos urbanos de las grandes ciudades, aquellas de más de 50.000 habitantes, si bien se sitúa en casi 300 euros (297 euros por metro cuadrado), y duplica así el precio medio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.