“Hay un brote xenófobo brutal”

Por María Jesús Almendáriz

De aquí a 3, 4 o 5 semanas llegarán entre 15 o 30 migrantes del Aquarius y no se sabe dónde los alojarán porque según fuentes de la consellera de Serveis Socials del Govern balear el albergue de la playa de Palma, destinado a pre-refugiados, está casi lleno. En estos momentos hay 48 personas y está habilitado para 52-53 personas.

migrantes del Aquarius

A la espera de que desde el Ministerio del Interior o desde la Vicepresidencia del Gobierno de Sánchez se pongan en contacto con Baleares, como comunidad que se ha ofrecido para acoger a no más de 30 inmigrantes, la indefinición tiene que ver con cómo se gestiona en Valencia a los recién llegados.

EN BUSCA DE UN EDIFICIO QUE LOS ALBERGUE

Si bien la mayoría de los más de 600 hombres, mujeres y niños del famoso barco quieren irse a Francia, país que se ha comprometido con España para abrir las fronteras a migrantes del Aquarius, los que permanezcan en España habrá que repartirlos entre las autonomías o ayuntamientos que han dicho algo así como “Aquí estamos nosotros para ofrecer labor humanitaria a ... (determinado número de personas”. Palma, Marratxí o Menorca se han declarado tierra de acogida oficialmente.

Mientras tanto en la conselleria de la soberanista Fina Santiago, a la espera de recibir alguna notificación de Madrid, lo que están haciendo es buscar un local, edificio, o viviendas que estén disponibles para cuando lleguen los migrantes.

BROTES XENÓFOBOS

Pero este asunto del Aquarius tiene otra vertiente que es más preocupante desde el punto de vista social: “Hay un brote xenófobo brutal”, afirman fuentes del Ejecutivo.

Aunque tampoco les extraña, ya que son habituales los constantes brotes xenófobos cuando una medida como esta o de similares características se pone en marcha.

En este caso, en las Islas todo arrancó con un tuit que se lanzó desde la plataforma Mos Movem (posteriormente lo retiraría) e inmediatamente la red se inundó de comentarios en contra de esta muestra de solidaridad por parte del Gobierno de Sánchez y del Govern de Armengol.

Circunstancias que, de alguna manera, ha contribuido a que el Govern faci un pensamentse plantee poner de nuevo en circulación la campaña “Conviure o Discriminar, Tu Tries”.

Fuentes de la conselleria de Santiago afirman que las reacciones negativas en la red son el ‘pan de cada día’ cuando el Ejecutivo autonómico pone en marcha alguna medida social para la población más vulnerable. Inmediatamente, aseguran, algunas voces dejan el contrapunto en la red criticando y acusando al Govern de dar ayudas a colectivos desfavorecidos, que en su opinión (en la de los que se quejan) no se merecen o no están justificadas.

DESMENTIDO DE LAS ‘FAKE’: NO SE LES DARÁ NINGUNA PAGA

Por eso ya se está desmintiendo, en el caso del Aquarius, que a los migrantes que han pisado suelo valenciano, se les vaya a dar alguna paga, además de atenderles tanto sanitariamente como en las necesidades básicas.

Estas personas, que tienen 45 días para regularizar su situación, no van a recibir nada más que lo que se da a los pre-refugiados: ayuda sanitaria, comida, techo y ropa.

Este tipo de bulos ya tienen respuesta en ONGs como Stop Bulos o en la navarra anti-rumores Zaska, que se han creado para acabar o luchar contra estereotipos, prejuicios y diversa rumurología que andan pululando en la red. 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.