Ivan Murray: “Es muy difícil vivir en las Islas”

Por María Jesús Almendáriz

El alto precio de los alquileres y los sueldos que no están a la altura de las circunstancias han convertido al archipiélago balear en un lugar prohibitivo para alguien que quiera venir a trabajar y que pertenezca a cualquiera de los estratos sociales, lo que supone un gran problema en una comunidad en la que su Producto Interior Bruto está basado fundamentalmente en el sector servicios. De éste y otros asuntos, como la polémica turismofobia hemos hablado con Ivan Murray, geógrafo, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra en la Universitat Balear y miembro del SIST (Grupo de Investigación en Sostenibilidad y Territorio).

Foto: IB3
Foto: IB3

-¿Hay turismofobia en Baleares?

Lo que hay son movimientos de resistencia a la mercantilización turística, pero no hay odio al turista.

-¿Se ha relajado el movimiento contra la masificación de turistas?

Insisto en que las movilizaciones no son en contra del turista sino en contra de cómo se gestiona. La estrategia de los movimientos depende de cada momento. Ahora mismo se ha trabajado mucho en todo el tema de las alegaciones respondiendo a la zonificación, por ejemplo, del Consell de Mallorca. También es cierto que las respuestas políticas no son tan agresivas contra el ciudadano que con otros gobiernos.

Foto: Acto de los jóvenes independentistas de Arran en Palma contra la llegada masiva de turistas
Foto: Acto de los jóvenes independentistas de Arran en Palma contra la llegada masiva de turistas

Murray además admite que hoy en día ha habido unos cambios en la manera que se organizan los movimientos y pone como ejemplo a Julian Assange que con tan sólo un ordenador montó la que montó. “Los activismos se plantean de otras maneras y en los mismos movimientos relacionados con el turismo hay también extranjeros”.

De cualquier forma, Murray cree que una de las posible soluciones es dar pasos hacia atrás, buscar fórmulas que vayan más allá del mercado, que se alejen del pernicioso eje especulativo de la exclusión social.

“Los que nos quedamos en Baleares es porque no nos queda otro remedio”

Y aquí la vivienda juega un papel fundamental, ya que le dedicamos o se come gran parte de nuestro sueldo.

Esto convierte a Baleares en un lugar donde precio del alquiler y sueldo, desde luego no van de la mano.

turismofobia 4Si tenemos en cuenta que en la comunidad autónoma es dónde mas ha crecido el precio del alquiler y dónde los sueldos son más bajos, diríamos que “es my difícil vivir en las Islas”, afirma con rotundidad el profesor Murray.

Y añade: “Si no tienes un buen sueldo para venir a Baleares, no vienes. Los que nos quedamos es porque no nos queda otro remedio. Si no es para salir corriendo y la vivienda es el elemento claro”.

A este paso vamos a tener una economía de servicios sin trabajadores

Por eso alerta de que habrá que hacer algo, porque como economía de servicios “no podemos quedarnos sin trabajadores, porque a este paso, apunta, va a haber servicios sin trabajadores”.

-¿Políticamente esto tiene remedio?

Es difícil, afirma, sobre todo porque “ya hemos visto las reacciones bastantes contundentes cuando intentan quitarse de en medio a cualquiera que quiere alterar las reglas del juego”.

Manifestaciones en Bruselas
Manifestaciones en Bruselas

-Y un gobierno como el balear, ¿qué margen de maniobra tiene?

La tiene, con acciones a nivel de ciudad, pero eso sí, luego se tiene que ir escalando y ser más ambiciosos, viene a decir Ivan Murray, por aquello de que Europa sigue siendo el marco de referencia para lo bueno y para lo malo.

Este año vamos a alcanzar los 90 millones de turistas

Lo cierto es que da vértigo pensar que este año vamos a alcanzar los 90 millones de turistas, cuando en el 2007 España era la tercera potencia mundial con 58 millones, subraya Ivan Murray.

“Esto tiene unos costes, unas consecuencias y reflexionamos las cosas cuando nos hemos pegado el batacazo”, sostiene totalmente convencido de que esta vez no será diferente a las anteriores a la gran crisis.

Lo que sí tiene claro este profesor de Geografía es que “cada vez todo es más complejo. Nuestras realidades son super complejas y aceleradas. Es difícil atrapar la cosa en su medida”.

Turismofobia 1

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.