Mallorca Confidencial

Martes, 27 septiembre 2016

Una de cada cuatro personas sufre en algún momento un trastorno mental

Una de cada cuatro personas sufre en algún momento un trastorno  mental
mayo 19
18:59 2016

Bajo el lema “Psiquiatría, hoy”, la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP) celebrará su IX Congreso Nacional los días 20 y 21 de mayo en Palma de Mallorca. Allí se darán cita prestigiosos profesionales e investigadores de la Salud Mental de nuestro país. Todos ellos mantendrán, en sendas jornadas, intensos debates en torno a la situación actual de la Psiquiatría en España, expondrán las últimas novedades en el tratamiento de las enfermedades mentales, y cómo afrontar el futuro próximo en el que,según la OMS, el incremento de la longevidad, unido a otros factores socio-culturales provocará, en los próximos años, el aumento de los trastornos mentales en las sociedades más avanzadas, situación a la que habrá que hacer frente con innovación, investigación y prevención.

Una de cada cuatro personas sufre, en algún momento de su vida, un trastorno mental. Éstos representan el 30% de las enfermedades no mortales, y suponen, además, el 33% de las discapacidades a nivel mundial. Esta situación condiciona, o aleja en los casos más graves, a este tipo de enfermos de la posibilidad de llevar una vida laboral y una integración social normalizada. En los países desarrollados, solo siguen un tratamiento adecuado entre un 35% y un 50% de las personas que padecen algún trastorno mental.

Los trastornos depresivos y por ansiedad son los más frecuentes, con una prevalencia superior al 50% del total de trastornos mentales, siendo dos veces más frecuentes en mujeres que en hombres. Solo la depresión representa un 4,3% de la morbilidad a nivel mundial, y se encuentra entre las primeras causas de discapacidad (11% del total de años vividos con discapacidad).

Emociones y Salud Mental

Los sistemas endocrino, inmunológico y emocional están estrechamente relacionados, de manera que la alteración de uno repercute en los otros. Según recientes investigaciones, los trastornos mentales están vinculados al padecimiento de las enfermedades con los índices más altos de mortalidad, como las patologías cardiovasculares, el cáncer y la diabetes, con las que se ha demostrado que comparten mecanismos fisiopatológicos comunes.

Se ha comprobado que el tratamiento de las enfermedades mentales alarga la vida de las personas que las padecen. De hecho, quienes sufren depresión mayor o esquizofrenia tienen una probabilidad de muerte prematura entre un 40% y un 60% superior a la población general.
Los trastornos mentales suponen, además, evidentes cargas económicas, sobre todo, cuando no se tratan adecuadamente. En los países desarrollados causan entre el 35% y el 45% del absentismo laboral. En EEUU, donde se han realizado los estudios más amplios, se calcula que los costes derivados de las enfermedades mentales, se acercan al 2,5 % del Producto Interior Bruto (PIB).

A pesar de los datos que indican un incremento progresivo de las patologías mentales en todas las sociedades desarrolladas, los profesionales de la Psiquiatría son optimistas. Su experiencia y la evidencia científica demuestra que el 70% de los trastornos depresivos y por ansiedad que se tratan adecuadamente, remiten satisfactoriamente. No en vano, La Psiquiatría ha sido una de las especialidades médicas que más ha avanzado en las últimas décadas, tanto en la detección y diagnóstico de los trastornos, como en los abordajes y resultados terapéuticos.

Hoy en día, el desarrollo de la Psicofarmacología y la implementación de nuevas técnicas psicoterapéuticas, así como el uso cada vez más frecuente de herramientas informáticas, permiten que la mayor parte de los pacientes psiquiátricos en tratamiento, puedan continuar con su vida normal.

La inversión en el tratamiento de los trastornos depresivos y por ansiedad tiene un rendimiento del 400%, según datos de la OMS. Esto significa que por cada euro que se invierte se ahorran cuatro.
En contrapocisión a estos avances, las enfermedades mentales siguen representando un gran estigma social.La información equívoca, como la idea de que las personas que las padecen suelen ser violentas, que son dolencias incurables o que las medicaciones que se utilizan para su tratamiento son peligrosas, no hacen más que perpetuar este estigma. Las graves consecuencias de las enfermedades mentales, en la mayor parte de casos evitables, no desaparecerán mientras se mantenga este tipo de discurso.

En la actualidad, son muchas las personas que, condicionadas por estas creencias, no reconocen sus síntomas, evitan recurrir a especialistas para tratar sus problemas o no continúan los tratamientos indicados (entre el 50% y el 65%, en los países más desarrollados). En muchos casos, quienes deciden acudir al profesional, lo hacen de forma oculta. Según datos preliminares recogidos por ASEPP, el 60% de los pacientes que acuden al Psiquiatra, lo ocultan a su familia o sus allegados.

Según la Asociación Española de Psquiatría Privada, más del un 33% de la asistencia psiquiátrica que se presta hoy en España se hace desde el ámbito privado. Los factores que favorecen esta elección, por parte de los pacientes, son la disminución de los plazos de espera, la accesibilidad y disponibilidad del profesional, y una mayor intimidad.

Compartir

0 comentarios

No hay comentarios!

No hay comentarios, ¿Quieres dejar un comentario?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

MAC no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web. Deja un comentario

Buscar

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

EL MAC EN LAS REDES

TWITTER

FACEBOOK

Archivo de Noticias

LAS REVISTAS DE MAC

PUBLICIDAD