Mallorca Confidencial

Lunes, 26 septiembre 2016

Baldea sobre el exterminio anual de 8000 cabras en Mallorca: “Es la solución final, la solución Holocausto”

Baldea sobre el exterminio anual de 8000 cabras en Mallorca: “Es la solución final, la solución Holocausto”
julio 27
14:31 2016

Cada año, 8000 cabras son exterminadas en Mallorca por parte del Govern por “superpoblación”. Según datos oficiales, se calcula que en la isla hay alrededor de 14 000 cabras, un dato que se traduce en un exceso de individuos en libertad de esta especie, por lo que perjudica al medio ambiente de la isla por la presencia y reproducción descontrolada. Esta medida, que lleva aplicándose sistemáticamente por parte de funcionarios públicos desde 2014, no ha conseguido eliminar el problema de la superpoblación y, sorprendentemente, no causa movilizaciones, indignación o quejas firmes y activas por parte de agrupaciones que defienden los derechos de los animales.

Esto resulta especialmente llamativo tras la polémica que levantó la matanza de cabras del islote de es Vedrà en febrero, en la que alrededor de 50 cabras fueron abatidas con armas de fuego para controlar la población de la especie y proteger el medio ambiente. La pregunta que surge en este caso es por qué un caso provoca más indignación y movilización ciudadana y el distinto valor con el que se han tenido en cuenta en las dos ocasiones. Por ello, este diario se ha puesto en contacto con la presidenta de la Plataforma Balear en Defensa de los Animales (Baldea), Ana Aranda, para conocer la opinión de la agrupación defensora de los animales.

Aranda explica que la mayor movilización e indignación se produjo por razones mediáticas: “Al tratarse de un islote fue mucho más visual y claro”, hecho que provocó que los ciudadanos se dieron cuenta: “A la gente no le llega toda la información y en este caso sí que hubo movilización y seguimiento. Al ser un islote se pudo seguir, llegaron imágenes y se conoció”, afirma. Al preguntarle si las vidas de las cabras de Mallorca valen menos que las que fueron abatidas en es Vedrà, responde con una negación rotunda: “Tú sabes que cada día ocurren ciertas cosas en el mundo. Sabes que explotan miles de bombas, pero es diferente si una cae en Palma, por ejemplo. Es más cercano y más visual. En este caso lo fue mucho, muy obvio y se pudo ver cómo sucedía de principio a fin, por lo que el impacto fue mayor”.

Desde Baldea recuerdan que no están conformes con estas medidas, “más mientras no estén haciendo campañas de prevención”. Aranda denuncia que lo que se hace actualmente es “esperar y solucionar el problema con disparos, sin invertir ni un duro ni un minuto en prevenir la superpoblación”. Para evitarlo, entre otras medidas, defienden la “esterilización”, porque, como recuerda, “al fin y al cabo esas cabras son domésticas liberadas y nosotros somos los responsables de haberlas puesto ahí“, por lo que cataloga el problema como “un error nuestro”. Por ello, insiste en que tiene que “haber campañas de prevención y no solucionarlo todo a tiros cuando el problema vuelva a suceder”. Afirma que este tema “no tiene ninguna medida de gestión y simplemente se opta por la solución final, la solución Holocausto. No hay voluntad ni medidas de controlarlo y de ahí viene nuestra queja”.

 

PLAN DE GESTIÓN

Para solucionar el problema, Baldea propone un sistema de esterilización y control. Según Aranda, deberán “decidirse el número de individuos aptos para que se sostenga una zona para que no haya un problema con la población”, para que a partir de ese número de individuos pueda procederse a “la esterilización”. Ella comenta que su agrupación esteriliza gatos de la calle para controlar su población y “evidentemente el resultado no es inmediato. Si han estado sueltos toda su vida no podemos arreglarlo en dos días porque es un proceso“. Explica que han invertido dos años en controlar la población de gatos de Sencelles, pero que los resultados finalmente pueden apreciarse al cabo del tiempo. Por ello, consideran que la mejor solución es el control de la natalidad en la especie.

Por otra parte, a la hora de valorar si la presencia de ese tipo de cabra en Mallorca perjudica a la fauna y flora local, considera que eso “es un asunto discutible” porque “lo mismo se podría decir de los gatos”. Considera que es necesario que “la gente tenga paciencia y dé la voz de alarma antes de que sea demasiado tarde. Las cabras cada vez son más y luego esperamos al último minuto y pegamos tiros. Es una solución del mínimo esfuerzo“, concluye.

0 comentarios

No hay comentarios!

No hay comentarios, ¿Quieres dejar un comentario?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

MAC no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web. Deja un comentario

Buscar

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

EL MAC EN LAS REDES

TWITTER

FACEBOOK

Archivo de Noticias

LAS REVISTAS DE MAC

PUBLICIDAD