Una campaña promocionará los productos de pastelería y panadería típicos de las Islas

El Govern, Consell de Mallorca y la Associació de Forners i Pastissers lanzaron hoy una campaña de promoción de los productos típicos de las islas que busca, además, que los ciudadanos de Baleares conozcan sus denominaciones en catalán.

La consellera de Comercio, Industria y Energía, Francesca Vives, detalló que el Govern se ha encargado del diseño e impresión de 500 carteles y 3.000 trípticos, mientras que la institución insular realizó el asesoramiento lingüístico, y la Asociación se encargó de las orientaciones técnicas y realizará la distribución a las panaderías y pastelerías.

Por su parte, la consellera de Cultura y Patrimonio del Consell de Mallorca, Joana Lluïsa Mascaró, remarcó que la política lingüística debe ser una “tema transversal” en las acciones de la administración. Asimismo, incidió en que estos productos poseen un “vocabulario muy rico y variado” que “se está perdiendo” a causa de las “influencias” de otras lenguas.

El presidente de la Associació de Forners i Pastissers, Miquel Sbert, manifestó que al sector le “hacía falta” esta campaña para que las personas de las islas “conozcan” los productos y los inmigrantes “se adapten a lo nuestro”, indicó en referencia a sus términos en catalán.

La campaña no contempla únicamente los productos tradicionales de las islas, sino que también incluye aquellos que se mantienen a diario durante todo el año en las panaderías y pastelerías.

Finalmente, Vives manifestó que esta iniciativa forma parte de las ayudas que su departamento pone en marcha para ayudar a los pequeños y medianos comerciantes, “ayudas en especias”, calificó.

1 Comentario

  1. El pasado 10 de junio, volé desde Palma a Alciante, el vuelo lo hice con Ryanair.

    La gran sorpresa tanto para mí como para otros pasajeros fue que la aerolínea fue que las compras efectuadas en la terminal, después de pasar el control de pasajeros, no se podían subir al avión dado que al llevar un equipaje de mano, no era posible acceder con otro paquete más.

    Algunos pasajeros facturaron en el propio aeropuerto y en la línea de facturación nadie les dijo nada de que solo debían de llevar un solo paquete.

    Parece algo kafkiano por parte de Ryanair de financiarse obligando a sus pasajeros de que facturen el equipaje de mano si desean llevarse unas ensaimadas, sobrasadas, regalos, etc.

    Ahí te ves, a punto de subir al avión, que te mandan a facturar de nuevo, cobrándote 40 euros o más, si quieres venirte con las ensaimadas o las tienes que dejar tiradas allí.

    En breve volveré a Palma, y evitaré volar con Ryanair , pero en el caso de tener que hacerlo, queda claro que no compraré ni sobrasadas ni ensaimadas, dado que no voy a comprarlas después de pasar el control de pasajeros para dejarlas tiradas allí, y dado que si facturo el equipaje de mano, me salen más caras que si me las traer Seur en puerta a puerta.

    Creo que la actuación de Ryanair al respecto es un flaco favor a la industria, al comercio, al turismo, a la hostelería y a todas las personas usuarios de esa línea aérea.

    Lo que le comunico para su conocimiento y efectos oportunos, por si estima que puede hacer algo contra esa actuación “incalificable” Ryanair.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.