Finalmente no habrá una F-1 paralela la próxima temporada

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y la Asociación de equipos de Fórmula 1 (FOTA) han llegado a un acuerdo y los ocho equipos ‘rebeldes’ (Ferrari, McLaren, BMW-Sauber, Renault, Toyota, Red Bull, Toro Rosso y Brawn GP) no organizarán la próxima campaña un Mundial paralelo.

El próximo año el Mundial se disputará con las reglas de 2009 y se elimina el tope de gastos (45 millones de euros), mientras que Max Mosley, presidente de la FIA desde 1993, no se presentará en octubre a la reelección, según acordaron hoy en París ambas partes.

“No habrá ruptura. Hemos llegado a un acuerdo para una reducción de los gastos. Habrá sólo un Campeonato del Mundo de Fórmula 1, pero el objetivo es volver a los niveles de gasto de principios de los noventa en un plazo de dos años”, apuntó Mosley al acabar la reunión.

La FOTA ha conseguido que Mosley no se presente a la reelección y que deje de forma inmediata de ocuparse de la Fórmula 1. Además, las escuderías se quedarán bajo la tutela de la FIA sin límite temporal y los compromisos con Formula One Management, empresa de Bernie Ecclestone que gestiona los acuerdos comerciales, se mantendrán vigentes hasta 2010, informa ‘gazzetta.it’.

La FIA y la FOTA han mantenido una serie de reuniones entre ayer y hoy previa a la celebración del Consejo Mundial de la FIA de hoy. Tras dicho consejo, se anunciarán los equipos que finalmente disputarán el próximo Mundial. Las previsiones apuntan a que seguirán los diez actuales –los ocho de la FOTA junto a Williams y Force India– y entrarán Manor, Campos y USF1.

Este enfrentamiento entre FIA y FOTA se desencadenó al aprobarse las reglas para el próximo Mundial, en el que se beneficiaría a los equipos que aceptaran un límite presupuestario de 45 millones de euros, por lo que ambos organismos comenzaron sus enfrentamientos.

Hace dos semanas la FIA anunció la lista provisional de inscritos y el pasado viernes debía ratificar qué escuderías correrán, sin condiciones el próximo Campeonato, por ello Mosley habría accedido a aumentar el tope presupuestario a 100 millones de euros anuales.

Sin embargo, la FOTA anunció el viernes la creación del Mundial alternativo y Mosley reaccionó asegurando que emprendería acciones paralelas contra los miembros de dicha asociación y en especial contra Ferrari. Ayer, Flavio Briatore, patrón de Renault, descartaba la posibilidad de evitar la escisión, pero finalmente se ha alcanzado este acuerdo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.