Un hombre es detenido en Baleares por tráfico ilegal de seres humanos

Once personas han sido detenidas en Zaragoza, Madrid, Santander y Baleares en una operación policial contra el tráfico ilegal de seres humanos para su explotación sexual y favorecimiento de la inmigración ilegal, según informan hoy fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

El pasado 17 de junio, explican, se inició el desarrollo operativo de una investigación llevada a cabo por agentes de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza en colaboración con la Brigada Central de Redes de Inmigración y las Brigadas Provinciales de Extranjería y Fronteras de Madrid, Valencia, Santander, Almería, Palma de Mallorca, Granada y Santander.

En esta operación se ha desmantelado a un grupo delictivo organizado y perfectamente estructurado, presuntamente dedicado al tráfico de personas, mujeres de nacionalidad nigeriana, para su posterior explotación sexual. Las mujeres contraían una deuda con la organización que posteriormente debían pagar con sus servicios.

Por ello, se procedió a la detención de 11 personas: U.A.O., de 27 años; A.O., de 30 años; B.I.I., de 31 años; S.A., de 33 años; L.O.O., de 29 años; O.O.A., de 27 años; P.E.M., de 34 años; C.C.L., de 29 años; M.O., de 32 años; E.O., de 24 años; y de A.I., de 24 años. Cuatro de las detenciones se produjeron en Zaragoza; cinco en Madrid, una en Santander y otra en Islas Baleares.

Al parecer la citada organización captaba a las víctimas en su país de origen, engañándoles con falsas promesas de prosperidad y bienestar, ayudándoles económicamente y en la adquisición de la documentación necesaria para su traslado.

Una vez en España, les explicaban el verdadero motivo del viaje, que no era otro que ejercer la prostitución y entregar las ganancias generadas a los miembros de la red, hasta devolver la totalidad de la “deuda” contraída. Además, se les retiraba el pasaporte para evitar así su huida y garantizar el pago.

Las investigaciones se iniciaron en Zaragoza, en octubre de 2008, cuando la Policía tuvo conocimiento de los primeros indicios de que se podría estar llevando a cabo la referida actividad delictiva. Se realizaron entradas y registros en diferentes provincias de España, donde habitaban los presuntos implicados en esta operación, incautando aproximadamente 51.000 euros en efectivo, documentación falsa, ordenadores portátiles y numerosa documentación de la red.

Los detenidos, junto con todo lo actuado al efecto, han pasado a disposición de la autoridad judicial, indican las mismas fuentes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.