La compatibilidad universal de los cargadores de móvil será una realidad en 2 años

La compatibilidad universal aún está en camino pero en un plazo de dos años no habrá un móvil que no se recargue por Micro USB. Bruselas dixit.

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Empresa e Industria, Günter Verheugen, se ha mostrado confiado en la introducción de un cargador único para teléfonos móviles en la Unión Europea a partir de 2010, después de que las diez principales empresas del sector, incluidas Nokia, Samsung, Sony Ericsson y Motorola presentarán un Memorando de Entendimiento a Bruselas en la que se comprometen, de manera voluntaria, a garantizar la compatibilidad de los cargadores a través del conector Micro USB, que actuará como puerto para la recarga.

Verheugen admitió su satisfacción en rueda de prensa por el acuerdo voluntario alcanzado entre los diez principales fabricantes que, recordó, cubren el 90% del mercado en Europa para garantizar que “a partir del año que viene los nuevos móviles sean compatibles entre sí” de manera que “cualquier cargador se podrá utilizar para (recargar) cualquier móvil”. Dicho cargador común no sería fabricado en Europa sino en China, precisó.

A su juicio, la introducción de un cargador universal en la UE no sólo facilitará la vida a los usuarios, sino que también permitirá solucionar el problema del actual almacenamiento de distintos cargadores en los hogares dado que el teléfono móvil es “un producto de vida corta” y evitar, asimismo “el problema de seguridad” que pueden generarse cuando no se recarga adecuadamente el móvil, un problema que, en “algunos casos”, puede provocar incluso que el teléfono explote.

El Ejecutivo comunitario trabajará para impulsar una norma común que garantice un uso en condiciones seguras de los nuevos móviles, explicó el comisario. “Falta por desarrollar un estándar común que garantice la seguridad de este producto (…) Se puede hacer bastante rápido. En un año, más o menos, los nuevos móviles contarán con este nuevo cargador”, explicó.

La directora general de la asociación de fabricantes móviles Ditigal Europe que incluye a varios de los que han suscrito el memorando, Bridget Cosgrave, explicó que el nuevo cargador permitirá que si el móvil está cargado éste no consuma electricidad de la red de alimentación aunque el terminal esté conectado a la misma y, además, permitirá cargar el móvil de manera “más simple y rápida”.

Los principales fabricantes de móviles se comprometieron durante el Congreso Mundial de Móviles, celebrado el pasado mes de febrero en Barcelona, a introducir el cargador único a partir del 1 de enero de 2012.

Cosgrave explicó hoy que los fabricantes Apple, LG, Motorola, NEC, Nokia, Qualcomm, Research in Motion, Samsung, Sony Ericsson y Texas Instruments esperan introducir el cargador único “dentro del calendario anual de 2010”, pero recalcó que el grado de “convergencia” de cargadores dependerá de la compra de los consumidores de nuevos móviles con capacidad de transmisión de datos. Actualmente, un cuarto de los móviles vendidos en la UE se corresponden con aparatos con esta capacidad, precisó.

Por su parte, Verheugen aseguró que “la tendencia está clara”, en alusión a los nuevos terminales vendidos en la UE. “Los móviles con capacidad de transmisión de datos van a predominar absolutamente” en el mercado comunitario y, de hecho, Bruselas anticipa que el parqué de móviles antiguos por aquellos con capacidad de transmisión de datos se produzca “en el plazo de tres años”.

En el conjunto de la Unión Europea se utilizan actualmente entre 300 y 400 millones de teléfonos móviles y la industria espera vender entre 175 y 185 millones de nuevos terminales en 2009, según cifras que manera el Ejecutivo comunitario.

Verheugen subrayó además “las consecuencias a nivel mundial” que tendrá la introducción en el mercado comunitario de un cargador común para teléfonos móviles y se comprometió a abordar su comercialización con socios comerciales como Estados Unidos y China para extender su uso geográfico más allá de la UE, algo que confió en que “muy pronto” sea una realidad.

EXCEPCIONES

El comisario explicó que la compatibilidad de cargador será “válido” para los nuevos móviles con capacidad de transmisión de datos pero no para “algunos modelos específicos” como “los modelos antiguos”, los móviles incorporados a los relojes de pulsera o los diseñados específicamente para menores de edad, que permiten la recepción de llamadas pero no realizar llamadas desde dicho terminal de móvil. Cosgrave precisó, no obstante, que se desarrollará un aparato “conversor” para ajustar los móviles antiguos a la nueva interfaz.

Verheugen se comprometió a presentar “este año” una propuesta legislativa para garantizar un cargador común en la Unión Europea en caso de que la industria no cumpla su compromiso de desarrollarlo, pero subrayó la importancia de que se desarrolle a partir de un “acuerdo voluntario” con la industria, dado que ello hará “mucho más rápido” su introducción en el mercado comunitario.

Por su parte, Cosgrave advirtió de que “todavía falta por ver el impacto financiero” que tendrá la introducción del cargador único en el precio de venta de los móviles dado que no disponen de datos sobre el coste de los cargadores en el precio final del móvil.

Sin embargo, Bruselas confía en que su introducción también reduzca el precio final de los móviles dado que no tendrán que venderse con cargador, como ocurre en la actualidad.

EXTENSIÓN DEL CARGADOR ÚNICO A OTROS APARATOS

Aunque tanto Verheugen como la directora general de Ditigal Europe precisaron que aunque los fabricantes de móviles se han comprometido a desarrollar únicamente un cargador único para todos los nuevos móviles, no excluyeron que en un futuro desarrollen un cargador único para múltiples aparatos, incluidos ordenadores portátiles y cámaras digitales.

“Quiero conseguir en un futuro próximo, es decir, en un par de años, que podamos utilizar el mismo aparato de recarga para el móvil para todos los equipos de tecnología IC que tenemos de uso personal”, explicó el comisario. “Seguimos discutiendo con la industria resolver el problema (de los múltiples cargadores) para el resto de productos también”, apostilló.

No obstante, justificó no impulsar el desarrollo del cargador único para distintos productos de consumo personal electrónico desde ya porque ello hubiera supuesto “una tardanza considerable” en su comercialización por la complejidad de crear un único cargador para productos de distinto tamaño y diferente capacidad de batería requerida. “El problema de seguridad volvería a aparecer. Pero estamos trabajando en ello y espero que se pueda encontrar una solución”, agregó además.

“Puede ser que esta iniciativa pueda ser asumida por otros sectores de la industria pero no tenemos ninguna visibilidad de ello en este momento preciso”, concluyó Cosgrave.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.