El Ayuntamiento podría tener que pagar multas por no demoler unas obras

El Ayuntamiento de Palma presentará un recurso de súplica a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJB) que establece que la alcaldesa, Aina Calvo, posee dos meses para elaborar una hoja de ruta para que se ejecute una orden de demolición de unas obras en la calle Tarragona realizadas hace 20 años. En caso contrario, Calvo tendrá que hacer frente con su patrimonio a multas de 1.000 euros mensuales durante los tres primeros meses y de 600 euros semanales hasta su total cumplimiento.

En declaraciones a los periodistas, la primer edil recordó que este expediente fue “abierto hace muchos años” y, por ello, reiteró que un buen servicio público también debe “gestionar de puertas hacia dentro”. Así, señaló que el recurso de súplica es el trámite “que tenemos en nuestras manos” para afrontar esta situación y evitar que “se vuelva a producir” un hecho similar.

Asimismo, indicó que en la sentencia existen unas “cuestiones interpretativas” en las que el consistorio tiene una serie de “dudas” como, por ejemplo, si su ejecución únicamente afecta al camino o también a las viviendas.

La alcaldesa afirmó que los temas judiciales son “siempre largos y extensos” aunque, si una administración “se despreocupa ocho años, pasan cosas como esta”. No obstante, incidió en que los servicios jurídicos municipales actuarán con la “máxima celeridad” para resolver esta situación.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.