Expectación en Son Sant Joan ante la inminente llegada de Matas

Numerosos periodistas, entre cámaras y redactores, aguardan en el aeropuerto de Palma de Mallorca la llegada del ex presidente del Govern, Jaume Matas, quien está previsto que arribe a Palma procedente de Madrid en lo que resta de la jornada, para prestar declaración mañana en calidad de imputado dentro del caso Palma Arena, que investiga si su patrimonio pudo ser uno de los destinos de los más de cincuenta millones de euros presuntamente desviados durante la construcción del velódromo.

   De este modo, alrededor de una veintena de redactores, fotógrafos y cámaras de televisión se encuentran esparcidos a lo largo de las siete puertas de la terminal de llegadas, por donde se prevé que haga acto de presencia el ex ministro de Medio Ambiente una vez que su vuelo haya aterrizado en el aeropuerto de la capital balear.

   Sin embargo, el avión en el que se trasladará desde Madrid es una incógnita por el momento aunque sí se contempla que llegue en uno de los nueve vuelos que están programados durante toda la tarde, el último de ellos a las 00.02 horas.

   Otra de las incertidumbres es el lugar donde a su llegada permanecerá alojado el ex presidente hasta que mañana comparezca en los Juzgados.

   A pesar de que tampoco se conoce dónde pasará su estancia, varios periodistas también han acudido hasta las puertas de la vivienda que posee en el casco antiguo de Palma, conocida como el palacete y cuya adquisición, rehabilitación y equipamiento se encuentran bajo investigación judicial, así como el tren de vida que llevaba durante la pasada legislatura y que según las pesquisas no se correspondían con sus ingresos como presidente.

   La vivienda que Matas tiene además en la Colònia de Sant Jordi tampoco se ha visto exenta de la expectación mediática que ha generado la llegada del ex ministro. Y es que la de Matas está prevista como la comparecencia más esperada en el marco de la instrucción del caso por cuanto han arrojado testigos e imputados, especialmente en relación a las decisiones que adoptó durante la ejecución de la infraestructura estrella del pasado mandato del PP y al nivel de vida del que disfrutó en su segunda etapa como máximo mandatario de la Comunidad.

REUNIONES EN MADRID CON SUS ABOGADOS

   El encausado llegó el pasado sábado al aeropuerto de Barajas tras un vuelo de más de siete horas proveniente de Nueva York, y ya en Madrid le esperaban los medios de comunicación pese a la negativa del ex ministro a hacer declaraciones a la prensa. Durante todo el fin de semana, Matas ha estado preparando su defensa con sus abogados Rafael Perera y Manuel Ollé, a raíz de los nueve delitos que se le imputan y que llevan aparejadas penas de hasta treinta años de prisión.

   Es por ello que no se descarta que la Fiscalía anticorrupción solicite medidas cautelares contra Matas, que podrían ir desde la retirada de su pasaporte y la prohibición de abandonar el territorio nacional, hasta incluso su ingreso en prisión provisional eludible bajo fianza.

   El titular del Juzgado de Instrucción número 3, José Castro, encargado del caso, tendrá vía libre para atender la petición del Ministerio Público ya que sobre Matas ya no pesa la condición de aforado que tenía antes de que en 2007 perdiera las elecciones autonómicas.

   El propio Perera reconoció hoy, en declaraciones a Europa Press, no se descarta la adopción de estas medidas cautelares, y aseveró que su patrocinado responderá a cuantas preguntas se le formulen para “aclarar los malos entendidos” a su juicio surgidos durante el proceso. El letrado manifestó que “el propósito y la voluntad del ex presidente es colaborar con la justicia”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.