BBVA Research espera para 2013 que la economía balear crezca el 1%

BBVA Research cree que las cifras positivas de 2011 en la economía balear, sobre todo en el turismo, han supuesto un balón de oxígeno para esta Comunidad, aunque los problemas a los que se enfrenta siguen latentes. Las reformas deben considerarse como un deber ineludible cuyo objetivo consiste en lograr que la economía balear no continúe con la progresiva pérdida de posiciones que ha experimentado en los últimos quince años. “Este reto es elevado, ya que si bien Baleares parte con la ventaja de disponer de un PIB per cápita más elevado que la media española, esta ventaja se ha reducido de forma muy relevante y continuada”, afirmó Rafael Doménech, economista jefe de

Economías Desarrolladas de BBVA Research.

“El informe de BBVA Research ‘Observatorio Económico de Baleares’ analiza la evolución y las perspectivas de la economía balear, recoge los principales indicadores de esta economía y estudia las áreas más vulnerables, así como sus fortalezas” explicó el director de la Territorial de Este de BBVA, Javier Pérez Cardete.

Pérez Cardete añadió que este informe pretende ser una herramienta esencial para conocer mejor la economía balear y estar mejor preparados para afrontar el futuro. “En BBVA estamos convencidos de que el mayor conocimiento de nuestra economía redunda en una toma de decisiones más acertadas”, afirmó.

Turismo en 2011, factor diferencial

La economía balear experimentó, en 2011 un choque positivo que favoreció un comportamiento distinto del resto de regiones españolas. La primavera árabe redujo el papel de los competidores en el mercado turístico europeo, facilitando una fuerte recuperación de la afluencia de turismo extranjero, que dio lugar a que en el conjunto del año esta economía experimentara un crecimiento del 1,8% en 2011 Ello supone más que doblar el crecimiento del conjunto de España, que se situó en el 0,7%.

Aunque los efectos de la primavera árabe sobre los competidores se mantienen en 2012, y los elevados precios del petróleo favorecen a los desplazamientos cortos frente a los transoceánicos, en este año el impacto de dicho choque positivo estaría reduciéndose.

Más a medio plazo, y ante la perspectiva de que los mercados competidores vuelvan a recuperarse de forma paulatina, los desequilibrios internos derivados de la crisis, y los problemas estructurales que debe afrontar esta economía condicionarán su capacidad de crecimiento. La necesidad de cambios relevantes en la estructura y la eficiencia productiva, por tanto, se erigen en claves para el mantenimiento del nivel de bienestar del que han disfrutado las Baleares en las últimas décadas.

Desequilibrios de la economía balear

El informe de BBVA Research analiza los principales desequilibrios que afectan a la economía balear. Así, el primero de ellos es el comportamiento del sector inmobiliario, que se convirtió en el motor principal de la heterogeneidad regional en el periodo de expansión, y también el que tiene más efectos de arrastre durante la crisis.

Según BBVA Research, Baleares experimentó el boom inmobiliario con anterioridad a otras zonas, lo que se tradujo en un fuerte crecimiento de los precios entre finales de los años noventa y principios de la década pasada. A partir de ahí, los costes de la vivienda la convertían en inaccesible para una parte de la demanda, que dio lugar a empeoramientos ya más lentos en la accesibilidad.

Según explica el informe ‘Observatorio Económico de Baleares’, una parte del mayor nivel de endeudamiento relativo se explica por el mayor coste de la vivienda respecto al conjunto de España durante el boom, lo que habría afectado a los hogares compradores.

Pero existen otros factores han incidido también en este hecho. De un lado, el elevado peso de la actividad constructora durante el boom supuso una mayor concentración de recursos en empresas que operan con elevados niveles de apalancamiento, como las de la inversión residencial, que ahora están bloqueando recursos que dejan de estar disponibles para otros menesteres, dado que los mercados de capitales se encuentran cerrados.

Por otro lado, los hogares de Baleares muestran tradicionalmente una baja tasa de ahorro, lo que también impacta negativamente sobre la capacidad de amortiguar el consumo ante caídas de la renta disponible, que en el momento actual se ve afectada por la caída del empleo, y especialmente por la elevada tasa de paro, el ajuste en los salarios y los aumentos impositivos. Mercado laboral y dotación de capital

El tercer factor explicativo de la diferenciación regional, ligado intrínsecamente al ajuste del sector inmobiliario y a la debilidad de la demanda interna resultante del proceso de desapalancamiento, es la situación del mercado laboral. Baleares ha mostrado, históricamente, una tasa de paro inferior a la media española.

Concretamente, desde principios de los años 80 hasta el inicio de la crisis actual la tasa de paro de Baleares se situaba, en promedio, 4,3 puntos por debajo de la media nacional.

Esta ventaja se ha roto a partir de 2009, siendo la tasa de paro de Baleares 0,2 puntos porcentuales más elevada que la del conjunto nacional desde entonces. Por tanto, la posición de Baleares no es sustancialmente distinta de la del conjunto de Estado.

Otra cuestión más preocupante, en cambio, es la dotación de capital humano, presente y futura, de la población balear. Los datos reflejan que el porcentaje de población con al menos educación secundaria en Baleares se encuentra 3 puntos por debajo de la media.

“Baleares debe prestar atención a la evolución futura de la dotación de capital humano, ya que los indicadores relativos al desempeño de los alumnos en el sistema educativo balear muestran unos resultados que se sitúan a la cola entre las comunidades autónomas españolas. Si se tiene en cuenta la relevancia de este factor como determinante del PIB per cápita, las necesidades de corrección de este problema deben ser consideradas imperiosas”, afirmó BBVA Research.

Consolidación fiscal balear

Para BBVA Research otros de los desequilibrios de la economía balear, y no menos importante que los anteriores, es la situación de las cuentas públicas, tanto en lo referente al déficit como al endeudamiento público, ya que estos son factores adicionales que apoyan la heterogeneidad en el crecimiento regional, especialmente en un momento como el actual, en el que la consecución del objetivo de consolidación fiscal por parte de las comunidades autónomas se convierte en una meta ineludible, lo que supone un esfuerzo diferencial entre las distintas regiones.

En este aspecto, Baleares parte de una posición desfavorable. Al reiterado incumplimiento del objetivo de déficit en 2010 y 2011, se añade que también se encuentra en el grupo de comunidades que tienen una mayor ratio de deuda sobre PIB. Ello implica que los esfuerzos de ajuste que deben realizarse son mayores, tanto a corto como a medio plazo, y que por lo menos durante 2011, sólo se ha aprovechado parcialmente el mejor comportamiento de la economía para realizar la labor pendiente de consolidación.

Es decir, que el gobierno Balear ha pospuesto, por ahora, el proceso de ajuste, lo que da lugar a una mayor concentración de esfuerzos tanto en 2012 como en 2013, que supondrán una detracción adicional en la demanda interna.

Perspectivas de la economía balear

Según el informe de BBVA Research la combinación de factores que impactan sobre la economía balear da lugar a la siguiente combinación: por un lado, el turismo, que podría continuar aportando positivamente al crecimiento, si bien el deterioro de la economía europea junto al agotamiento del choque que supuso la “primavera árabe” están dando lugar a que el efecto no sea tan positivo como en el año anterior.

Por el otro, la corrección de los desequilibrios internos, y en especial los referentes a las cuentas públicas y al nivel de apalancamiento del sector privado drenarán el crecimiento.

El impacto negativo del exceso de apalancamiento y de la corrección del desequilibrio inmobiliario perderán fuerza, en la medida que ya se ha ido avanzando en ellos en los últimos años, pero el ajuste del sector público incidirá con mayor fuerza, dado el bajo avance producido hasta el momento y la necesidad de acelerar la corrección por las dificultades de financiación y las limitaciones impuestas tanto por los mercados como por las modificaciones legislativas.

En este contexto, por tanto, la economía balear podría mostrar una caída del PIB del -0,4% en 2012, para iniciar una tímida recuperación en 2013, cuando podría crecer en torno al 1%, frente al -1,3% y 0,6% de la economía española.

Indicador MICT-Google BBVA

Adicionalmente al Observatorio, BBVA Research ha presentado también una actualización de los resultados del modelo que prevé la entrada de turistas realizado con Google, y que toma en cuenta la información de las búsquedas proporcionadas por este buscador que anticipan las entradas de turistas extranjeros. De acuerdo con este modelo, en el segundo trimestre podría observarse una ligera caída en la entrada de turistas De momento cabe esperar una campaña de verano bastante similar a la del año anterior, aunque con incertidumbres en aumento.

BBVA Research y Google llegaron recientemente a un acuerdo para desarrollar un proyecto que mejora las predicciones de la actividad económica de determinados sectores productivos.

Esta iniciativa combina los modelos de predicción que utiliza BBVA Research con la información de búsquedas en Internet de Google, con resultados muy positivos ya que reduce en un 25% el error en las previsiones.

Un ejemplo de ello son los obtenidos en el primer programa piloto, desarrollado en el sector Turismo que han permitido conocer a sus empresas la demanda presente y futura del conjunto del sector.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.