La Fiscalía pide seis años de cárcel para Munar y dos y medio para Nadal

El fiscal anticorrupción Juan Carrau mantiene su petición de 6 años de cárcel para la expresidenta del Consell de Mallorca, Maria Antònia Munar y rebaja la del exvicepresidente Miquel Nadal a dos años y siete meses al aplicarle el atenuante de confesión.

Carrau retira la acusación contra Elisabet Diéguez, coadministradora junto a su marido, Alfredo Conde, de la empresa Studio Media Comunicación, receptora de los 120.000 euros que el Consell concedió a Vídeo U en 2004 y rebaja la demanda de pena para el testaferro confeso de Nadal para la compra de Vídeo U, así como de los acusados Luisa Almiñana, Ramón Rullán y Miquel Oliver.

Carrau sostiene la petición de pena para Margarita Sotomayor, directora insular de Comunicación cuando el Consell dio a Vídeo U las subvenciones sospechosas. Se enfrenta a idéntica condena que Munar: 6 años de prisión.

El fiscal Juan Carrau da por cierto que Munar junto a los otros nueve procesados concertó para beneficiar con 240.000 euros públicos a sociedades con las que estaba vinculada al mismo tiempo que dirigía la Institución insular, pese a tener pleno conocimiento de las incompatibilidades legales en las que estaba incurriendo.

Anticorrupción atribuye a los dos políticos acusados, los exdirigentes de UM Munar y Nadal, los delitos de prevaricación continuada, malversación de caudales públicos, negociaciones prohibidas a funcionarios, falsedad documental y fraude a la administración, los dos últimos en calidad de inductores.

También da por ciertas en las conclusiones presentadas hoy que la Maria Antònia Munar entregó a Miquel Nadal, 300.000 euros en efectivo dentro de su coche oficial para comprar el 50 por ciento de la productora Vídeo U, una las productoras a las que presuntamente el Consell desvío más de cuatro millones de euros mientras Munar era máxima responsable de la Institución.

Una vez que Munar y Nadal se hicieron con el control mayoritario de Vídeo U intervinieron de forma arbitraria e ilegal con el objetivo de inyectarle fondos públicos sin justificación ni motivo alguno. Tanto es así que la Institución supramunicipal tramitó entre 2004 y 2005 dos subvenciones de 120.000 euros cada una para la creación del programa radiofónico “Temps d’esport”, que nunca llegó a emitirse.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.