El PP insiste que Pastor debe poner a disposición del partido sus actas como diputado regional y concejal de Manacor

El Comité Nacional de Derechos y Garantías del Partido Popular ha dictaminado hoy la suspensión cautelar de militancia del PP de Toni Pastor Cabrer con aplicación inmediata. Los hechos se producen después de que ayer el Comité de Derechos y Garantías del PP de Baleares remitiese un informe al Comité Nacional, con tres acuerdos adoptados por unanimidad: la suspensión cautelar de todas las funciones como cargo público, esto es, deja de ser miembro del Grupo Popular en el Parlament, regidor del grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Manacor y presidente de la Junta Local del municipio. Asimismo, el informe solicitaba al órgano nacional la suspensión cautelar de militancia y el inicio de expediente disciplinario y se daba traslado de este dictamen al propio interesado, al Comité Nacional de Derechos y Garantías, al Grupo Parlamentario Popular, al Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Manacor, a la Junta Local de Manacor, al PP de Mallorca y al Partido Popular de las Illes Balears.

Esta decisión se ha visto forzada después de que Toni Pastor rompiera la disciplina de voto del Grupo Parlamentario Popular apoyando la enmienda a la totalidad de devolución presentada por el PSM-Iniciativa Verds-Entesa i Mes per Menorca en relación al proyecto de modificación de la Ley 3/2007 de 27 de Marzo, de la Función Pública de la CAIB, y absteniéndose en relación a la enmienda a la totalidad con texto alternativo presentado por el Grupo Socialista. El Comité ha adoptado este acuerdo por considerar estos hechos “muy graves”, según el artículo 18.7.f) de los Estatutos Nacionales del PP.

El secretario general del Partido Popular de les Illes Balears, Miquel Vidal, ha considerado que Pastor debe poner a disposición del partido sus actas como diputado regional y regidor del Ayuntamiento de Manacor, en tanto en cuanto se resuelve el expediente disciplinario iniciado.

1 Comentario

  1. Puede que la preocupación del Sr. Pastor no sea la lengua, su verdadera preocupación y la de los funcionarios es que se quiten barreras de entrada a su sector y por tanto aumente la competencia por los puestos, a muchos comerciantes también les gustaría que se exigiera un nivel de catalán para abrir un bazar chino. Resumiendo competitividad y márgenes reducidos para los generadores de riqueza y proteccionismo para los funcionarios y prestadores de servicios de obligada recepción.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.