Serra Ferrer es incapaz de cerrar la plantilla a tiempo

Una cosa es el discurso de cara a la galería y otra muy distinta lo que piensa el entrenador del Mallorca Joaquín Caparrós.

Que a falta de una semana de que empiece la liga no tenga los dos centrales y el delantero que necesita preocupa mucho al entrenador andaluz.

Hoy el nuevo Mallorca se estrena ante su público en el Trofeo Ciutat de Palma sin centrales. Caparrós ha dicho que jugará en el centro de la defensa el joven Mateo Garcías con Bigas, ya que Nunes está lesionado y no podrá estar en el debut.

Una vez más Llorenç Serra Ferrer pone de manifiesto su falta de previsión a la hora de confeccionar la plantilla. Que a estas alturas de la película no esté la plantilla casi cerrada, es una circunstancia que inquieta a más de uno. Gran parte de la afición no entiende esta demora en la llegada de fichajes. Se aseguraba que si Iván Ramis se marchaba el club ya tenía atado como mínimo a un central, el tiempo ha demostrado que eso era una cortina de humo, un globo sonda, una mentira como una catedral.

En la memoria colectiva está el caso Ogunjimi que fue fichado en el último segundo, el fax no llegó a tiempo y no pudo jugar hasta meses después. Todo el mundo espera que esta temporada no se vuelva a producir un episodio tan esperpéntico como este.

Nos aseguran que el malestar de Joaquín Caparrós es importante y que ha enturbiado su relación con el máximo accionista del Real Mallorca. Espera que el lunes pueda contar con alguno de los fichajes que necesita.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.