Cerdà humillará otra vez a Serra

El presidente del Mallorca prepara un Consejo cargado de misiles contra el máximo accionista

El Consejo de Administración programado para este jueves a las cuatro de la tarde se presenta como una nueva prueba de fuego para la capacidad de aguante de Lorenzo Serra Ferrer. El presidente del Mallorca ha preparado una reunión en la que, un punto tras otro del orden del día, se humilla al máximo accionista, llamando a Oltra para que explique él mismo las necesidades del equipo, y abordando el ‘conflicto de intereses’ entre el club y el hijo del director deportivo.

En la reunión de este jueves, tanto Carnicero como Damon Mark, los dos últimos reductos ‘serristas’ que todavía quedan en la entidad, podrían ser despedidos, en una decisión que dejaría acorralado de forma casi definitiva a quien hasta hace no mucho gobernaba el club con puño de hierro, realizando ‘purgas’ entre trabajadores que acumulaban años en la casa.

Desde el Consejo de Administración se reclamarán también informes a Serra respecto a las necesidades del equipo para la segunda vuelta del Campeonato. Eso sí, tal como apunta el orden del día, ‘en ausencia de los informes y propuestas, se considera fundamental que se cite al señor Oltra al próximo Consejo, convocado con urgencia para explicar cuáles son en su opinión las necesidades del equipo’.

En la misma línea de reclamar responsabilidades al director deportivo de los dos descensos, se exigirá a Serra que explique la situación contractual de Víctor Casadesús, Ximo Navarro, Tomer Hemed y Kevin, futbolistas que quedan libres a final de temporada y que ya a estas alturas están en disposición de negociar con otros equipos, algo que demuestra una vez más la nefasta planificación deportiva del Mallorca en los últimos años.

Además, se solicita toda la información sobre el traspaso de Pedro Geromel al Gremio de Porto Alegre: costes, comisiones, y términos jurídicos.

En definitiva, todo un  chorreo de actuaciones que dejarán contra las cuerdas a Lorenzo Serra Ferrer, debilitado a sí mismo desde que firmase con Biel Cerdà un acuerdo de sindicación que se ha convertido ahora en un lastre insalvable.

En el mismo Consejo de este jueves se aprobará pedir la ejecución provisional de la sentencia que culpa a Vicente Grande y Martí Asensio del concurso de acreedores del Mallorca; al tiempo que se estudiarán las ‘posibles irregularidades en la facturación de Miguel Coca’.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.