El Mallorca necesita para la supervivencia cinco millones de euros que no tiene

La entidad isleña se vería abocada a una ampliación de capital

Los apoderados pretenden retirar la demanda contra los aficionados interpuesta por Biel Cerdà en nombre del club

Se encienden las luces de alarma para la supervivencia del Real Mallorca. El club bermellón podría tener problemas para cubrir su presupuesto, en una cifra cercana a los cinco millones de euros. En caso de no conseguir este importe, podría ser complicado incluso que la plantilla cobrase las nóminas a final de temporada, lo que en definitiva conduciría al descenso o desaparición del club bermellón. En este escenario, sólo una ampliación de capital podría evitar el desastre.

Utz Claassen ha comparecido esta tarde ante los medios, y se ha mostrado ‘confiado en resolver los problemas existentes’ desde la ‘unidad’, que según él  existe ya entre la mayoría del Consejo de Administración. Eso sí, no ha ‘confirmado ni desmentido’ esas dificultades para cubrir el presupuesto. ‘Debemos trabajar desde la unidad para la supervivencia deportiva, financiera e institucional del Mallorca’, ha explicado el consejero alemán. En ese aspecto económico, Claassen ha remitido al trabajo que hagan a partir de ahora los dos apoderados, Tolo Martorell y Miguel Blum, lamentando al mismo tiempo ‘la herencia recibida’ desde este punto de vista. En todo caso, sí se hablará con el ex director general Durán y con el propio Cerdà para intentar que aporten algo de luz a este respecto.

Claassen se ha referido también a la denuncia contra los aficionados realizada por Biel Cerdà, recordando que ‘no ha sido una decisión del club’, y subrayando que ‘los apoderados se encargarán de retirarla’. ‘Yo no me siento representado por esta presidencia del Consejo de Administración’, ha querido incidir, haciendo extensivo su sentimiento al resto de consejeros del Real Mallorca.

Aunque Claassen no ha hablado de cantidades económicas, esta tarde ha trascendido que Toni Prats podría cobrar hasta 225.000 euros por ocupar el cargo de director deportivo, que hoy ha pasado a ocupar después de la ratificación del Consejo de Administración. Desde el club, en cualquier caso, niegan que se trate de una cifra tan elevada.

La situación en la entidad isleña es por tanto de crisis absoluta en todos los aspectos, amenazando ya la supervivencia a corto plazo del club. Una gestión ‘brillante’ de Lorenzo Serra Ferrer, como la calificó él mismo hace apenas un par de años.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.