El momento es ahora

Nos encontramos inmersos en un contexto político y social muy ambivalente. Por un lado y como consecuencia de esta crisis económica mundial, los ciudadanos y ciudadanas tienen más presente que nunca la política, son muy conscientes de la relevancia que ésta tiene para nuestras vidas. Por otro lado y en paralelo, se produce un distanciamiento de la ciudadanía respecto de las instituciones, sindicatos y partidos políticos, creciendo la desafección. Son múltiples las causas de la misma, hay quienes la achacan a cuestiones internas de los partidos, otros a la necesidad de reformas constitucionales para conectar mejor los representantes con los representados, no obstante, desde mi punto de vista, la principal es que la tendencia neoliberal hegemónica ha divorciado la economía del control ciudadano. Se ha producido un desplazamiento del poder democrático a los mercados, desempoderándonos a las personas y vendiéndonos como inevitable este fatalismo economicista y social.

Si determinadas políticas de desregulación y descontrol nos han conducido a esta situación, hay punto de retorno. Con políticas que pongan en el centro a la democracia y a las personas. Políticas que supervisen y sujeten mejor a la economía para que ésta no nos subyugue como lo está haciendo. La alternativa pasa por la socialdemocracia.

Muy conscientes de la complejidad en la que nos movemos y la necesidad de articular respuestas desde diferentes ámbitos, global y local, el PSIB-PSOE ha innovado para atender las demandas de mayor participación ciudadana. La Secretaria General Francina Armengol decidió convocar un proceso abierto participativo inédito Baleares y en otras muchas comunidades. Unas primarias abiertas a la ciudadanía que han sido un éxito de participación, 12.000 personas ajenas al partido se apuntaron para votar a dos pesos pesados con grandes capacidades como son Aina Calvo y Francina Armengol. El veredicto de la ciudadanía, junto con la militancia y Juventudes Socialistas ha sido que quien nos tiene que conducir a la victoria al Consolat en 2015 sea Francina Armengol. Con el resultado del 54,58% de los votos.

Una vez tenemos la candidata, ahora toca lo esencial, definir claramente el programa y las ideas a ejecutar cuando gobernemos en 2015, por ello, realizaremos una Conferencia Política que será la hoja de ruta socialista y progresista del cambio. Una Conferencia que como las primarias, también serán abiertas a todas aquellas personas, colectivos, asociaciones, colegios profesionales que queráis aportar vuestra reflexión, experiencias y propuestas desde una óptica de izquierdas.

El Partido Socialista es un partido de progreso y de vanguardia. La construcción del Estado del Bienestar tiene apellidos socialistas. Un Estado del Bienestar, derechos y libertades que están seriamente amenazados por los gobiernos del PP. Nos sentimos orgullosos de lo que hemos hecho en materia de igualdad, de libertades, con la educación pública, la sanidad universal e inclusiva, con las pensiones, la ley de la dependencia. Y no puedo dejar de mencionar, que a nivel interno, nuestras estructuras son profundamente democráticas. Asambleas, Ejecutivas, Consejos Políticos, Congresos. Estructuras que nos damos por mayorías y que revisamos periódicamente para actualizarlas.

Este proceso de participación ha sido un revulsivo en sí mismo y nos ha permitido sumar a muchos progresistas de las islas con un objetivo muy claro: gobernar en 2015 para combatir la pobreza y la exclusión social, para garantizar la igualdad de oportunidades y blindar los derechos sociales.

La candidata a la que yo misma apoyé, Francina Armengol, en su Contrato con la ciudadanía plantea una reforma fiscal progresiva para recuperar la universalidad de la tarjeta sanitaria, evitar co-pagos sanitarios, propone una renta mínima de ciudadanía para que todas las personas puedan vivir con dignidad. Recuperar la concertación social y elaborar un plan de choque para los parados, especialmente, los de larga duración. Derogará en el primer Consejo de Gobierno el infame TIL y la ley de símbolos, amnistiando a todo el profesorado expedientado. Fomentará la economía social vinculada a los 0-3 años y la ley de la dependencia, porque genera equidad y trabajo cualificado. Y entre otras muchas propuestas, plantea con valentía recuperar un impuesto turístico que nos permita poner a punto zonas maduras para que nuestras islas, en especial Mallorca, podamos seguir generando puestos de trabajo de calidad vinculados a nuestra industria, el turismo.

El proyecto socialista es un proyecto colectivo, donde no sobra nadie y faltan muchas personas. Os animo a todos y cada una de vosotras a participar activamente. Con carné, sin carné, ocasionalmente, periódicamente… Como prefiráis, pero participad. El partido sigue abierto a la participación ciudadana.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.