La mala suerte de Serra Ferrer

El viernes el Consejo del RCD Mallorca nombró a Utz Claassen, presidente del Club, casi por casualidad, y sobre todo gracias a Serra Ferrer, porqué, fue básicamente por la mala jugada realizada por los representantes de Serra Ferrer en el Consejo.

Es casi la primera vez que hubo acuerdo en un punto, en el de ampliar el orden del día, tanto en la propuesta de ampliación como en los puntos a tratar, los representantes de Serra Ferrer votaron, por lo que imposibilitan cualquier impugnación.

Serra Ferrer podría haber asistido al Consejo o tener otro representante, no lo hizo. Fueron los representantes de Serra Ferrer los que propusieron cesar a Biel Cerdá, todo indica que sin esperar el resultado que se produjo, no tenían previsto que Claassen votase a favor de ese punto, una vez presentado, votado y cesado Cerdá, tal como reconoció uno de los hombres de Serra, sólo Claassen podía optar a la presidencia, y nueva sorpresa, contó con el voto a favor del cesado Cerdá.

Algunos tuvimos la ocasión de poder hablar con el nuevo presidente esa misma noche, Claassen reconoció su sorpresa, sólo pretendía ser Consejero Delegado, pero evidentemente no podía, a pesar de no estar previsto, rechazar ser el presidente.

Incluso esa misma noche uno de los hombres de Serra le deseó (como mallorquinista) buena suerte.

Para Serra se cerraba un día aciago, su mala suerte se había cebado con él, ese mismo día el Real Betis anunciaba que Pepe Mel regresa a la que fue su casa después de pasar por la Premier League. El acuerdo entre el club y el entrenador es hasta el final de la presente temporada, con opción a dos campañas más en caso de ascender a primera.

Todo ello a pesar de la espantada de Serra Ferrer con el RCD Mallorca y las supuestas bendiciones del CSD. El Betis no esperó a Don Lorenzo, que mala suerte.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.