Aleix Vidal ya es internacional o el ojo clínico de Lorenzo Serra Ferrer

Ya nadie se acuerda afortunadamente del anterior accionista mayoritario del RCD Mallorca, a la sazón vicepresidente, director deportivo y no se sabe cuántas cosas más, Llorenç Serra Ferrer. Lo cierto es que la herencia envenenada que le dejó a Utz Claassen todavía la está pagando el actual propietario, por ejemplo en forma de amortizaciones de fichajes millonarios de nulo rendimiento, como Javi Márquez o Alfaro.

Pero con todo, lo peor no es su nefasta gestión económica, sino sus errores en su teórico punto fuerte, la parcela deportiva. La última muestra de su nula visión es lo ocurrido con un jugador como Aleix Vidal, recién llamado para la selección española por el seleccionador Vicente Del Bosque tras su grandísima temporada en el Sevilla, que puede concluir hoy con el título de la Europa League.

Cuesta creer que Aleix Vidal estuviera en el Mallorca B hace sólo cuatro años, pero así fue. El veloz extremo, uno de los jugadores más rápidos de la primera división, formó parte del segundo equipo mallorquinista en el primer año de Serra Ferrer al frente del Mallorca, pero a final de temporada Aleix Vidal se fue por dónde había venido, tras el fiasco de la temporada que acabó con el descenso del filial a tercera. Aleix formado en el Espanyol B pasó por el Nàstic y su filial, pero los técnicos de Son Bibiloni le echaron el ojo y le trajeron al Mallorca B en la temporada 2010/11.

Ahora que algunos nostálgicos del antiguo régimen de Serra echan en cara a Olaizola y al club el descenso del filial, cabe recordar que con Serra Ferrer el filial bajó dos veces, y que en la temporada 2010-11 ya se produjo la primera dimisión, la de Jaume Bauzà, técnico que no aguantó a Serra Ferrer y decidió marcharse a su casa. Pero con todo, la mayor humillación para Serra es su «ojo clínico» , que no supo ver el talento que tenía en Son Bibiloni y no apostó por un jugador que después se marcharía al Almería donde ya destacó. El Sevilla decidió apostar por Vidal con un caro traspaso y el resultado está ahí. Ya se sabe que el ojo de Monchi no es comparable al del extécnico del Betis.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.