​El Pi promueve que se acaben las obras de rehabilitación del conjunto de la antigua fábrica de Majòrica

Los cinco regidores del Pi-Proposta per les Illes están decididos a evitar que se paralice el proyecto de rehabilitación de los antiguos edificios de Majòrica. Un proyecto que inició el anterior equipo de gobierno en el cual el actual portavoz del Pi, Cate Riera, era delegada de Urbanismo y que contaba con el apoyo de los regidores de AIPC. “Estamos contentos de ver el resultado del proyecto que iniciamos”, declara Riera. Aún así los regidores del Pi al Ayuntamiento de Manacor anuncian que “lucharemos para acabar la reforma de los edificios de Majòrica y de los jardines con el objetivo que se puedan utilizar como un espacio para hacer conciertos, como recinto ferial o para representar espectáculos que no encajan en un espacio teatral convencional” añade Riera.

De hecho el programa con que el Pi se presentó a las pasadas elecciones recoge esta propuesta. Por eso la portavoz del Pi, junto con el resto de regidores, han anunciado que “haremos trabajo porque el pueblo de Manacor pueda beneficiarse de este recinto emblemático convirtiéndolo en un espacio útil para toda la ciudadanía”. Desde el Pi de Manacor han recordado en este sentido que “los que formamos parte del anterior equipo de gobierno municipal hemos dejado unas cuentas saneadas que permitirían invertir en esta reforma”.

Los edificios que se han conservado de la antigua fábrica de perlas, que se inauguró en 1902, constituyen quizás uno de los recintos industriales más emblemáticos de la ciudad de Manacor. De momento, pero, las obras de rehabilitación de las naves sólo han acabado la primera fase. Durante el pasado mandato “invertimos unos 200.000 euros al cerrar todo el perímetro del terreno municipal, al renovar la fachada y al consolidar la estructura y los tejados de las naves industriales”, explica Riera durante la visita que ha hecho en el espacio junto con el resto de regidores del Pi.

Aún así “esta intervención se incluye en un proyecto más ancho que contempla adecuar el interior de las naves, rehabilitar el chalé del director y convertir los 4.000 metros cuadrados de espacio público en un parque”, informa Cate Riera. “Precisamente esto es el que queremos ayudar a salir adelante”, concreta la portavoz del Pi. Los regidores del grupo municipal del Pi han querido recordar, además, que la rehabilitación de este espacio “es una demanda histórica de los vecinos del barrio que han tenido que sufrir diez años de espera debido a causas judiciales abiertas y de problemas ambientales”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.