Francina Armengol: “Seguiremos luchando para poner orden en las cuentas públicas”

_L1B4766

 

Francina Armengol (Inca, 1971) se ha convertido en la primera presidenta de las illes Balears. Alcanzó los acuerdos de gobernabilidad con Podemos y MÉS dispuesta a      revertir la compleja situación económica y social en la que el Partido Popular ha dejado sumida la comunidad autónoma balear. Con muchas promesas electorales complicadas como la derogación del TIL y la Ley de Símbolos, el retorno de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes,… Ahora, tras haber auditado las cuentas, se enfrenta al incumplimiento del déficit público marcado por el gobierno central.

 

P. ¿Cuál es la herencia que ha dejado el Partido Popular en las arcas autonómicas?

R. Hemos encontrado una situación complicada. El gobierno de José Ramón Bauzá ha dejado la deuda y el déficit público absolutamente disparados. Aunque lo peor es que ha dejado los servicios públicos francamente deteriorados con falta de infraestructuras y de mantenimiento, con menos profesores y médicos de los que necesitamos,… Y con una falta absoluta de negociación con el gobierno de España para poder conseguir mejor financiación. La verdad es que la situación que nos han dejado es compleja aunque, a pesar de ello, no nos rendiremos y seguiremos luchando para poder poner orden en las cuentas públicas.

 

P. Han anunciado que se incumplirá el objetivo de déficit marcado por el gobierno central, debido a ello, ¿deberán subir los impuestos?

R. Venimos de una legislatura que se ha caracterizado por los recortes, por una falsa política de austeridad que ha recortado los derechos a los ciudadanos y con una clara mala gestión del dinero público. Es cierto que no se podrá cumplir con el déficit marcado para este año 2015, cuando entramos a gobernar ya estaba disparado y tendremos que ajustar las cuentas públicas. Somos conscientes de que en los presupuestos del 2016 el estado vuele a castigar a las islas Baleares y, por tanto, tendremos que hacer un planteamiento de más recaudación de recursos públicos para poder redistribuir mejor la riqueza. Aumentaremos los impuestos a las clases altas, pagará más quien más tenga.

 

P. La consellera de Hacienda, Catalina Cladera, anunció que no aplicarían nuevos recortes. Además, afirmó que en el 2016 se revertirá el deterioro de los servicios públicos y sociales. ¿Es realmente viable?

R. Nos negamos a hacer nuevos recortes que recaigan sobre los derechos de la ciudadania y sobre la clase media trabajadora que es la que más los ha padecido durante estos últimos años.

 

P. En la pasada legislatura se despidió a trabajadores de empresas públicas como Serveis Ferroviaris de Mallorca. Existen sentencias desfavorables al Govern por despidos improcedentes que obligan a la readmisión de los trabajadores. Se trata de un incremento del presupuesto con el que no contaban…

R. Los tribunales están dando la razón a los trabajadores que fueron despedidos improcedentemente por parte del govern Bauzá. Este hecho costará más dinero a los ciudadanos de esta comunidad autónoma. Ello demuestra que la gestión del dinero público no fue la adecuada.

 

P. Los nombramientos de los asesores de las consellerias no han estado exentos de polémicas…

R. Creo que este nuevo gobierno que ha empezado a caminar ha creado unos equipos humanos de forma razonable. Es cierto que todo es subjetivo y creo que es positivo que se hable, que se sepa, que se cuestione,… Hemos hecho un ejercicio absoluto de transparencia puesto que hemos publicado el currículum y el motivo de todas las contrataciones de los cargos de confianza. Ahora bien, los cargos de confianza son eso, cargos de confianza política y personal de quien los nombra. En algunas cuestiones nos hemos equivocado y hemos rectificado de forma inmediata.

 

P. ¿Se está refiriendo al caso de Jordan Thomas?

R. Jordan vio que su contratación como asesor estaba despertando una serie de dudas alimentadas por el propio Partido Popular y tomó una decisión que yo comparto y que la consellera, en su momento, también compartió. Ahora bien, se confió en esta persona para llevar a cabo una tarea política que, por cierto, estaba cumpliendo.

 

P. Otro caso polémico ha sido el de Pau Thomàs. Su padre, el vicepresidente del Parlament Vicenç Thomàs, fue muy crítico con el que fuera conseller de Turismo, Carlos Delgado, al contratar a su pareja como asesora de comunicación.

R. No veo ningún tipo de polémica en todo esto. Que se quiera sacar a través de los medios de comunicación o a través de la crítica política por parte de los partidos de la oposición, lo puedo entender pero no lo comparto en absoluto. Pau Thomàs es una persona con un currículum muy bueno para el puesto que ocupa. Además es una persona de confianza política y personal del conseller de treball y está realizando un buen trabajo. Nunca he dicho que discriminaríamos positivamente por ser familiar pero tampoco haremos una discriminación negativa por serlo.

 

P. Frente a esta polémica, sus socios de gobierno han sido muy claros. Desde MÉS han asegurado que se han cometido equivocaciones en los nombramientos de los asesores y desde Podem han tachado al Govern de agencia de colocación. A pesar de ello, no han pedido dimisiones. ¿Está adoptando, Podem, el papel fiscalizador que aseguró que adoptaría?

R. Si los problemas graves que ha tenido mi gobierno son los nombramientos de una, dos o tres personas sobre un total de nombramientos importante y nadie ha cuestionado la linea política del Govern… Yo estoy muy contenta porque esto quiere decir que como gobierno lo estamos haciendo muy bien con las decisiones que estamos tomando.

 

P. Otro de los puntos conflictivos es IB3… Tras más de un mes de su toma de posesión como presidenta del Govern de las Illes Balears, la radiotelevisión pública sigue en manos del Partido Popular…

R. La radiotelevisión pública necesita un replanteamiento importante. Nosotros apostamos por unos medios públicos que sean, realmente, un servicio público. Que sean independientes, que den información veraz, objetiva y profesional. Que no sean, en absoluto, partidistas, que utilicen la lengua propia de estas islas y que ayuden a la normalización lingüística, que cree comunidad autónoma y haga país. Y que además sirva para las productoras audiovisuales y para un sector económico que tendría que ser puntero en esta comunidad autónoma. Hemos heredado una situación complicada, venimos de una legislatura en la que el director general del ente fue el conseller de presidencia lo que implica tener una televisión absolutamente politizada por parte de quien gobernaba. Estamos planteando un cambio de modelo para tener la televisión que necesitamos en las islas que tendrá poco que ver con la que tenemos.

 

P. ¿Modificará la ley de IB3?

R. Puede ser que si. O bien llegamos a un acuerdo con todas las fuerzas políticas del Parlament, porque me gustaría que todos participaran en la modificación, o cambiaremos la ley. Lo que no es posible es no cambiar la situación.

 

P. Ha anunciado que creará el Consell Audiovisual para contribuir a garantizar la información veraz, plural y objetiva en Baleares, ¿contará con el sindicato y la asociación de periodistas de las Islas?

R. Nuestra idea es crear un Consell Audiovisual para vigilar los valores que deberían imperar en los medios públicos. Para ello, contaremos con personas expertas, de prestigio y con los colectivos, asociaciones y sindicatos que velan por los intereses periodísticos. Claro que sí, nuestra idea es contar con todos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.