Los vecinos de la Seu piden a Cort un mayor control de las calesas

La entidad vecinal ha denunciado este martes que en las paradas del Mirador y la Costa de la Seu suele superarse el máximo permitido de galeras estacionadas. Por este motivo, la asociación teme que con la decisión de Cort de reubicar la parada de la calle Conquistador en el Moll Vell, alejados de la Seu y del barrio, que es donde la mayoría de caleseros quieren estar, este problema se agrave.

Por otro lado, respecto a la parada que se ubica frente a las escaleras de la Costa de la Seu, la asociación denuncia que el exceso de calesas contribuye a generar aún más un embudo circulatorio. Y, en el caso de las calesas que se ubican junto a la Seu, como ya ha denunciado en otras ocasiones esta asociacón, los orines de los caballos afectan directamente al patrimonio al estar demasiado cerca del monumento.

Asimismo, otra problemática es que hay caleseros que estacionan en sitios en los que no están autorizados para ofrecer sus servicios a los clientes, algo que tienen prohibido y que entorpece la ya de por sí difícil circulación por el barrio.

Por todo ello, esta entidad vecinal pide a Cort un mayor celo en la vigilancia de las calesas y que se les exija cumplir con la normativa: no superar los máximos de calesas autorizados por parada y no estacionarse donde quieran a la espera de clientes.

Finalmente, la asociación solicita también que se replantee la ubicación de la parada de la Seu, al dañar el patrimonio histórico de la ciudad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.