Denuncian casos de acoso laboral en Joventut de Calvià

Difícil semana la que ha atravesado Sí se Puede Calvià, ls formación que ocupa el área de Participación gracias al pacto de gobierno con el PSOE.

El área controlada por los ex-podemitas tiene dos frentes abiertos, a cual de mayor envergadura: por un lado, el enfrentamiento con los vecinos de Vila. Por el otro, las acusaciones de acoso laboral contra su Director General, el sevillano Juan Antonio Marcos.

En Calvià Vila, la Asociación de Amics y Veïns ha rechazado este año organizar las Festes de Sant Jaume por estar en total desacuerdo no sólo con la nueva fórmula de acceso a las ayudas, sino también con el talante que a su parecer muestran los regidores de SSPC, Israel Molina y Fernando Alcaraz. Dicen los vecinos que en Participación ‘creen haber inventado la pólvora’, y se niegan a tomar parte en unas Festes que ya no sienten como propias, al menos algunos de ellos.

Al mismo tiempo, Juan Antonio Marcos se ha situado en el ojo del huracán por algunas acusaciones de acoso laboral que ya han hecho tomar parte a una Asociación Anti Mobing, a un sindicato (STEi) y al círculo calvianer de Podemos, que ha solicitado la intervención del consistorio. La baja laboral de una trabajadora y los problemas que tendrían otros cuatro empleados públicos ha llevado a que se exijan soluciones al ayuntamiento, que a su vez ha dado traslado a la Conselleria de Treball para que tome cartas en el asunto, abriendo ya un expediente informativo. Todo, mientras el abogado de los trabajadores estudia la interposición de querellas en caso de que los hechos puedan ser constitutivos de delito.

La situación creada en su conjunto incomoda a algunos socialistas, que ven como un compañero de viaje incómodo pero necesario a Sí se Puede Calvià. Las relaciones (malas) entre ambos regidores y Esquerra Oberta tampoco ayudan a mejorar la situación, que podría enturbiarse todavía más si no se desatascan algunos asuntos que hoy enfrentan a los representantes de ambas formaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.