El Govern afirma que no está “en guerra” con los profesores de religión

El conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha asegurado este viernes que el conflicto con los profesores de religión de Baleares “no es una guerra de religión”.

Así se ha expresado March en respuesta a una pregunta de los periodistas, momento en el que ha aprovechado para manifestar el “respeto absoluto” del Govern hacia la religión.

“Algunos lo quieren disfrazar de guerra ideológica y religiosa, pero se equivocan”, ha sentenciado March, que ha descrito la cuestión abierta con los docentes como “una negociación laboral con todos los problemas que tiene cualquier negociación de estas características”.

Según el conseller, el Govern está “cumpliendo la ley”, en concreto la Lomce, “con la que estamos en desacuerdo”.

En concreto, March se ha referido a “elementos importantes” otorgados por la Lomce a la asignatura de religión: que tiene efectos académicos a la hora de calcular medias y solicitar becas.

“Ofertamos religión en todos los niveles educativos”, ha apuntado el titular de Educación, que ha asegurado que “lo que se ha hecho es adecuar las horas de religión que se daban al profesorado de religión”.

Además, los docentes de esta materia “son designados por el obispo de cada diócesis” y por tanto el Govern concluye que “los profesores de religión sólo pueden dar clases de religión porque si dan otras asignaturas tendrían que apuntarse a un bolsín de interinos y competir” con el resto de profesores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.