Una pareja de Palma recibirá, por primera vez, el reembolso de la cláusula suelo

Vivienda nueva
Imagen de Archivo

Una pareja de Palma, que interpuso una demanda contra el Banco Popular a través de reclamador.es, una compañía online de reclamaciones, ha sido la primera en recibir una sentencia retroactiva de cláusula suelo en Baleares. La sentencia ha sido dictada por la Magistrada-Juez del Juzgado de Primera Instancia número 19 de Palma, María Teresa Olivera Sánchez del Campo.

Esta pareja firmó la hipoteca en el año 2006 por un importe de más de 260.000 euros con una cláusula suelo del 2,25 por ciento nominal anual y una cláusula techo del 11,75 por ciento nominal anual. La Juez acaba de comunicar la nulidad de la cláusula obligando además a la entidad bancaria a devolver la cantidad concreta de aplicación desde el inicio del contrato, más los intereses legales, con imposición de costas.

La resolución se ha realizado bajo el estricto respeto a la jurisprudencia que acaba de aplicar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, TJUE en su sentencia del pasado 21 de diciembre, según informa, que interpuso la demanda contra el Banco Popular en nombre de una pareja de Palma.

MÁS DE 80.000 AFECTADOS EN BALEARES

reclamador.es calcula que en Baleares existen más de 80.000 afectados por este tipo de cláusulas y recuerda que la devolución del dinero no es automática. Los afectados por cláusulas suelo deberán reclamar por vía judicial para que el tribunal decida si hubo abuso en su caso y, una vez considerada abusiva esta cláusula hipotecaria, el banco proceda a devolver el dinero.

Hasta el momento, solo algunos bancos han dejado de aplicar la cláusula suelo de forma voluntaria, pero ninguno de ellos ha devuelto el dinero a sus clientes de forma masiva, por lo que sigue siendo necesario acudir al juzgado para recuperar el dinero pagado de más.

Con todo, reclamador.es alerta de que el usuario puede perder la oportunidad de reclamar el dinero por mero desconocimiento. Y es que las condiciones que las entidades bancarias están introduciendo en los contratos incluyen la renuncia a acciones legales por parte del usuario, por lo que éste no podría reclamar el dinero que ha estado pagando de más al banco a lo largo de los años en los que se le ha aplicado la cláusula suelo, unos 8.000 euros de media, según los cálculos de la compañía online de reclamaciones.

En este sentido, recomienda que antes de firmar un posible acuerdo, se consulte con profesionales, pues los bancos pueden intentar pactar una cantidad inferior a la que les corresponde legalmente.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.