Denuncian que la escasez de refugios aboca a muchos animales abandonados al sacrificio

Archivo

Las asociaciones animalistas estan a la greña con el Govern balear y Consell de Mallorca pues la actual Ley de Urbanismo les impide construir refugios en terrenos privados en los que acoger a los animales domésticos abandonados cuyos dueños no pueden mantenerlos pero tampoco desean que estos animales terminen sacrificados en perreras municipales. Los animalistas entienden que de no haber un cambio radical en la posición de los organismos públicos, no podrán hacer frente a la avalancha de abandonos de animales por lo que demandan una solución inmediata que les permita habilitar refugios en terrenos rústicos.

La Federación de Asociaciones Animalistas de las Islas Baleares, englobada en Baldea, tiene varios frentes abiertos. Tras conseguir que el Govern haya aprobado la ley denominada «Toros a la balear», ahora está inmersa en lograr la eliminación de las galeras al considerar que los animales son maltratados. No obstante, en estos momentos, una de las mayores preocupaciones de Baldea hace referencia a la futura Ley de Urbanismo que contempla unos requisitos muy rígidos en cuanto a la creación de refugios para animales domésticos.

En este punto, la Coordinadora de Baldea, Maxi Lang, explica que «en estos momentos y tal y como se presenta la futura Ley de Urbanismo del Govern balear, los requisitos para construir un refugio de animales en terrenos rústico son muy estrictos por lo que hemos presentado alegaciones al mismo. Nosotros intentamos ayudar a los municipios a la hora de recoger a los animales abandonados para que no tengan que ser sacrificados, pero nos encontramos con el problema de que, según contempla la ley, no se permiten equipamientos en terrenos particulares de zonas rústicas por lo que si tenemos un terreno privado en el que podemos construir un refugio para animales, lo que tenemos que hacer es ceder el terreno a la administración para que ellos hagan los equipamientos y esto no es aceptable».

«Lo adecuado, -señala Maxi Lang-, es que nosotros, a través de determinados filtros, podamos construir nuestro propio refugio con sus equipamientos correspondientes en función del terreno y de las necesidades ya que no es lo mismos crear un refugio para 40 gatos que hacerlo para 40 perros ya que estos últimos son más ruidosos».

En la actualidad, existen determinados refugios que debido a las condiciones exigidas «se encuentran en la alegalidad ya que constantemente sacan a los animales de las perreras para que no sean sacrificados pero no se atienen a lo que estipula la ley”, señala la coordinadora quien añade “por todo ello hemos presentado alegaciones a la Ley de Urbanismo que actualmente se encuentra en fase de presentación de enmiendas».

Maxi recuerda que «constantemente recibimos numerosas llamadas de ciudadanos que, antes de abandonar a su animal en una perrera para posteriormente ser sacrificado, nos solicitan que acojamos a su mascota en un refugio. Lamentablemente y ante la falta de infraestructuras, nos venos en la obligación de no poder a acoger a todos estos animales ya que nos encontramos en una situación de inseguridad jurídica que debe ser resuelta. En Baldea ayudamos a los municipios a dar solución al problema de los animales abandonados por lo que no se nos puede tratar de la misma forma que a una persona que desea hacer una casa en suelo rústico. Ahora mismo podríamos estar hablando de emergencia en cuanto a infraestructuras para animales de compañía abandonados».

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.