El Castillo de Bellver, cuando fue cárcel

El Ayuntamiento de Palma, a través del área de Cultura, Patrimonio, Memoria Histórica y Política Lingüística, ha subvencionado el proyecto ‘Jo hi era. Els grafits dels presoners de Bellver durant la Guerra Civil’, desarrollado por Mutus Serveis Culturals, en el que se recoge la memoria de los presos que permanecieron encerrados en el Castillo de Bellver.

Según han explicado desde el Consistorio palmesano en un comunicado, se han inventariado 230 grafitos, ubicados todos en el patio de armas, y se han podido recuperar 29 nombres de presos que estuvieron en Bellver.

La coordinadora general de Cultura en Cort, Francisca Niell, ha destacado que la prioridad del área en relación en Bellver es “la conservación, por una parte, y, también, el estudio, la investigación y la recuperación de los aspectos del castillo que hablan de nuestra historia”.

Igualmente, Niell ha destacado la importancia del proyecto, que ha permitido “iniciar una investigación sobre unos años desconocidos de la historia de Bellver”.

El proyecto se colgará en el web www.johiera-bellver.com además de complementarse con una publicación digital. En total, se han inventariado unos 230 grafitos que estaban escritos mayoritariamente en lápiz y, otros, con incisiones hechas a la piedra. En ellos, se han encontrado alusiones en pueblos y, también, a operaciones matemáticas.

Muchas de las carreteras que hoy son transitables, los caminos, las vaguadas de los torrentes, incluso algunos puentes, los inicios de las pistas del aeropuerto y los primeros paseos marítimos, son obra obligada de aquellos presos.

Y muchos de nuestros abuelos estuvieron presos en el Castell, aunque hay apellidos que no se esculpieron, que no se escribieron, que pasaron desapercibidos porque ni tenían espíritu revolucionario ni ganas de hacer la revolución. Sólo querían volver a casa con hijos pequeños, cuidar de las plantas, criar animales, sembrar patatas o hacer sus relojes, una profesión antes nada ‘glamurosa’. Como Urrea. Como Uribe .

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.