El Rey acusa a las autoridades catalanas de «deslealtad inadmisible»

No es Navidad pero lo parece, por la parafernalia. El Rey Felipe VI ha acusado duramente a la Generalitat de la “fractura social de Cataluña”, estructurando su mensaje en tres bastiones: la Unidad de España, la tranquilidad que deben tener los españoles, especialmente los catalanes, del mantenimiento de la estabilidad y la “incontestable” defensa de la Constitución Española y del Estatut d’Autonomia.

“Con sus decisiones han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado. Un Estado al que, precisamente, esas autoridades representan en Cataluña. Han quebrantado los principios democráticos de todo Estado de Derecho y han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando -desgraciadamente- a dividirla. Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada”.

Felipe VI ha denotado la “preocupación y la inquietud” de los españoles por el “referéndum ilegal”, la “deslealtad mostrada a las instituciones por la vulneración sistemática de los derechos de los ciudadanos” y su “entrega y compromiso como Rey y de la Corona con la Unidad de España, la defensa de la Constitución y las leyes autonómicas”.

“Esas autoridades, de una manera clara y rotunda, se han situado totalmente al margen del derecho y de la democracia. Han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional, que es el derecho de todos los españoles a decidir democráticamente su vida en común”, especifica Felipe VI.

“Son momentos difíciles pero los superaremos porque estamos orgullosos de lo que somos, nuestros deseos son sólidos y el camino está en la serenidad y en la determinación, en un camino donde también estará Cataluña”, ha dicho el monarca.

“Un espacio de concordia”

“A los ciudadanos de Cataluña -a todos- quiero reiterarles que desde hace décadas vivimos en un Estado democrático que ofrece las vías constitucionales para que cualquier persona pueda defender sus ideas dentro del respeto a la ley. Porque, como todos sabemos, sin ese respeto no hay convivencia democrática posible en paz y libertad, ni en Cataluña, ni en el resto de España, ni en ningún lugar del mundo. En la España constitucional y democrática, saben bien que tienen un espacio de concordia y de encuentro con todos sus conciudadanos”, ha expresado.

La Constitución

 El artículo 56 de la Constitución, dentro del apartado que habla de la Corona, se especifica que “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes”.

Su primera intervención

Ha sido la primera intervención pública del jefe de Estado después de la votación celebrada en Cataluña este domingo, cuando estaba convocado un referéndum independentista que fue suspendido por el Tribunal Constitucional.

Recordaba la que hizo su padre en el momento del golpe de estado del 23F. En ese momento Juan Carlos I paró los tanques. Ahora hay que saber si Felipe VI parará esta ‘guerra’.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.