Associació de Defensa Sanitat Pública IB critica los conciertos privados

La Associació per a la Defensa de la Sanitat Pública de les Illes Balears ha calificado de “preocupante” que en los presupuestos de la Conselleria de Salud de 2018 “siga aumentando el dinero a conciertos con medios ajenos”, hasta convertirse en el segundo más alto de las comunidades autónomas.

En concreto, el dinero público dedicado a estos conciertos se ha multiplicado por 2,6 en los últimos diez años y en 2018 se cifra en 174,5 millones de euros, un 8 % de aumento respecto al año anterior.

Además de “consolidarse” los conciertos de legislaturas anteriores, en la actual han aumentado estos acuerdos referidos a hemodiálisis, radioterapia en Ibiza y Menorca o la ampliación de los contratos a 20 años con los hospitales Sant Joan de Deu y Cruz Roja.

Por ello, esta asociación reclama un plan para “revertir” esta situación y “evitar los compromisos de años futuro”.

La ADSP-IB ha publicado su tercer Dossier Informativo “Análisis y propuestas de los presupuestos sanitarios 2018 de les Illes Balears”, en el que se revisa los presupuestos sanitarios de la comunidad autónoma 2018 aprobados en el Parlament.

En este informe se pone de manifiesto que Baleares es una de las comunidades autónomas con un mayor nivel de privatización de la sanidad, el 40 % del total del gasto sanitario si se suma el gasto privado de bolsillo, las cuotas pagadas por los ciudadanos a las entidades aseguradoras y los conciertos del servicio de salud con los proveedores privados.

Al mismo tiempo el gasto sanitario público en relación al PIB (5,1 %) es de los más bajos de todas las comunidades autónomas y se encuentra “muy por debajo” de la media nacional, que es de por sí “muy baja” comparada con otros países europeos.

La ADSP-IB valora como un elemento positivo que los presupuestos de 2018 para la sanidad pública hayan aumentado respecto al año anterior.

Sin embargo este aumento todavía no llega a los niveles de los años previos a la crisis y es inferior al gasto sanitario público de los años 2010 ó 2011.

Pero “lo más preocupante”, en que en los últimos años una parte importante de dicho presupuesto y también el actual se destina al pago de conciertos con proveedores privados (11 %) y al pago de la partida de medicamentos (25 %).

“Esta situación se ha estado acusando desde hace años y no parece que vaya a revertirse la situación”, ha señalado esta asociación.

La ADSP-IB reclama que se tomen iniciativas para la sostenibilidad del Servei de Salut y que se provea de dotación suficiente para mejorar los recursos y estructuras técnicas de la sanidad pública dirigidas a la evaluación de medicamentos, material, dispositivos y tecnología sanitaria.

Además, esta entidad considera “importante” la contratación de nuevos profesionales para cubrir las necesidades asistenciales tras los recortes producidos los últimos años.

En este sentido, se considera “prioritario” que el aumento del presupuesto en personal se dedique a las áreas que puedan revertir en la disminución de la listas de espera.

En el campo de las listas de espera se piden “cambios estructurales” para garantizar su disminución de las mismas de forma permanente y no “medidas puntuales”.

En resumen, la ADSP-IB plantea la necesidad de aumentar los recursos destinados a sostener la sanidad pública en sus áreas asistenciales, así como la inversión sin necesidad de financiación privada.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.